Caída del empleo

La destrucción de puestos de trabajo asalariados en el sector privado se aceleró en mayo, con el mayor derrumbe interanual de toda la serie del Sistema Integrado Previsional Argentino: 2,7%. Esto significa que, en un año, se perdieron 168.700 empleos de calidad. El leve rebote de la actividad económica en el quinto mes, traccionado exclusivamente por el agro, no se trasladó al mercado laboral formal, que está en caída libre desde el estallido de la crisis cambiaria y aún no tocó fondo.

Actividad económica 

Después de 12 meses de puras caídas interanuales, la actividad económica marcó una recuperación de 2,6% en mayo, gracias a la comparación estadística contra la sequía del 2018. El agro fue el sector que explicó casi la totalidad de la mejora parcial, con un crecimiento de 49,5% interanual. El resto de los sectores clave volvió a registrar fuertes caídas, que también se vieron reflejadas en una importante contracción del empleo (ver página 3). Además, los datos del Indec mostraron que mayo fue un mejor mes que abril, con un repunte de 0,2%.

Balanza comercial

El saldo de la balanza comercial mejoró en US$1.383 millones en junio a partir de un derrumbe del 23,5% en las exportaciones respecto al mismo mes del año anterior, en tanto las exportaciones mejoraron apenas 1,9%, a pesar de que la suba en el tipo de cambio superó el 100% desde el inicio de la corrida en mayo de 2018.

Ventas en supermercados y shoppings

El derrumbe del consumo en las grandes cadenas de supermercados y en los autoservicios mayoristas del país se aceleró al 13,5% interanual en mayo. En los shoppings del conurbano, en tanto, la baja alcanzó el 18,7%. Los números que publicó el Indec, que arrastran ya once meses seguidos en declive, muestran que el comienzo de la pax cambiaria y el relanzamiento de los préstamos Anses no alcanzaron para compensar el desplome de los ingresos familiares y el congelamiento del crédito. Para los analistas, el impacto del paquete de medidas electorales de alivio será moderado.