Los depósitos a plazo fijo en pesos disminuyeron en $62.918 millones, lo que representa un retroceso del 4,4% en términos mensuales. Sin embargo, si se analizan los depósitos por sector, se observa que hubo un aumento en los privados de $23.395 millones, es decir 2,1% mensual, y caída en los públicos de $86.422 millones, es decir 25%. Los plazos fijos en dólares también disminuyeron 0,5% en marzo (u$s 45 millones), explicado por la evolución desfavorable en el sector público que cayó u$s 30 millones (contracción de 2,1%).

Los depósitos totales promedio del sistema financiero finalizaron el mes de marzo en $4.335.943 M, que medidos contra el cierre del mes anterior, representan un aumento nominal mensual fue de 5,6%. En términos interanuales, la tasa de crecimiento de la captación de fondos promedio fue de 55%.

Si se desagregan los depósitos totales promedio por tipo de moneda, los nominados en pesos cerraron el mes en un nivel similar al mes de febrero. Medidos a fin de mes, los depósitos en pesos también mantuvieron el nivel del mes anterior. En términos interanuales, la variación promedio de marzo asciende a 34%.