Ya se da por descontado: agosto será un mes de aceleración inflacionaria fuerte y septiembre también. Lejos de las viejas celebraciones del Ministerio de Hacienda y el BCRA que señalaban que el fenómeno del traspaso a precios de las devaluaciones se habían terminado gracias a la política monetaria contractiva, el pass through mostró gozar de buena salud y la suba de ayer del 23% en el precio del dólar minorista no será excepcional. La interanual se disparará y batirá un nuevo récord desde la salida de la híper.

En ese sentido, caben pocas dudas: la inflación del 2019 superará el récord registrado durante el 2018, con una suba de 47,6%, número que llegó a superar a los niveles de 1991, cuando en la salida de la hiper los precios al consumidor subieron 84% en forma generalizada. La interanual de junio fue de 55,8%. Este jueves el Indec publicará el dato de julio, para el que se espera una variación de 54,7% contra el mismo mes del año pasado. Se tratará de la segunda desaceleración consecutiva y el Gobierno esperaba capitalizar ese dato. Pero esa dinámica se verá necesariamente interrumpida y el IPC Nacional 2019 batirá un nuevo récord.

Advierten por un traslado a precios de la devaluación superior al observado en 2018

Para el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, en este caso la velocidad del traspaso a precios será incluso más rápida que durante los episodios de devaluación del año pasado. Si bien destacó que es difícil hacer proyecciones concretas para los IPC de corto plazo, cuando todavía la inestabilidad cambiaria no demostró haber llegado a su fin, sí consideró que el 18% de suba del dólar mayorista tendrá un impacto especialmente rápido en materia inflacionaria.

En diálogo con BAE Negocios, dijo que "este shock es político y amenaza con una nueva crisis que no es como la del año pasado, que tuvo un efecto en precios relativos, mejorando el tipo de cambio real y cerrando el déficit de cuenta corriente".

"Ahora hay una incertidumbre con una demanda de pesos que hace ver que el ajuste será nominal, con más rápido traspaso a precios y por ende sin mejora del tipo de cambio real. Es un movimiento de cobertura y así también se hace la cobertura subiendo precios. Sólo una caída muy mayor del PBI puede moderar ese traslado", diferenció.

Y agregó: "Esta crisis es hija de la del año pasado. Esta vez se percibe una caída importante en la demanda de pesos. Supongamos, para hacer un ejercicio, que la suba de hoy de 18% en el dólar mayorista frena ahí. Lo más probable es que en dos o tres meses eso se vaya a precios. Algo así se vio en marzo: el pass through fue más veloz. No va a ser lineal, no proyecto tres subas de 5%. Pero tal vez una de 6%, otra de 4% y otra de 3%. Y la interanual se vuelve a disparar.

"La desinflación era muy incipiente y estaba sujeta a estos eventos", concluyó.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos