Finalmente el Gobierno decidió dar marcha atrás con su promesa y frenará hoy la baja de las retenciones de la soja que iba a ser de 0,5% por mes. Allá por mediados de julio el propio Mauricio Macri confirmaba que las mantenía. Además volverán los derechos a la exportación para el trigo y maíz. En carpeta estaban: carne, lácteos y frutas.

Al cierre de esta edición los técnicos del Ministerio de Hacienda pulían números para que la soja, que desde septiembre tendría una retención del 25,5%, pague el 26 por ciento en derechos de la exportación. En el caso de los subproductos: harina y aceite de soja, que semanas atrás se detuvo en el 23% pasa al 26%, igualándose con el grano.

Lo nuevo está en los cereales que desde diciembre de 2015 no pagan derechos de exportación, cuando el trigo tributaba el 23% y maíz 20 por ciento. Ahora ambos tendrían retenciones del 10 por ciento. A la harina de trigo también se le impondrá el 10 por ciento. Esto último da pie para entender que vuelven para todos los subproductos como cuero, piel, mezclas de aceites, entre otros.

La información fue confirmada por fuentes oficiales, del campo y de la industria. Además se barajaba imponerlas también para carnes, lácteos y frutas. En este último el golpe recaería para las economías regionales.

La prueba mas contundente del retorno de las retenciones se centra en una resolución firmada por el ministro Luis Miguel Etchevehere el pasado viernes que se entiende saldrá hoy. La misma sostiene en sus considerandos que el Gobierno modificará "algunos de los derechos de exportación de granos, oleaginosas y subproductos de la misma" y por eso para "preservar la transparencia del mercado" se "suspende" el registro de declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE). Se entiende que esto es para evitar lo que paso en 2007 donde los exportadores anticiparon ventas. Sin embargo la medida no funcionó.

La reacción del campo

Por lo pronto la vuelta de las retenciones no cayó bien en el campo. Desde Coninagro su presidente, Carlos Iannizzotto señaló a BAE Negocios "que el campo no esta preparado y menos en el interior del país donde las economías regionales están fundidas y si bien en la parte agrícola los números dan es volver al pasado".

La posibilidad de una vuelta de la 125 "está muy lejos. Está todo muy frágil con lo cual no es momento de protestar".

"Tengo gente que está para salir a la ruta que me dicen llama y salimos. Y otros que dicen que el país está mal que hay que hacer un sacrificio", afirmó el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Dardo Chiesa.

El bajo de rango de Ministerio de Agroindustria a Secretaría es otra de las cosas que también se espera para hoy. Vale recordar que el kirchnerismo lo ascendió. Los rumores hablan de una salida de Luis Miguel Etchevehere, dado que no soportaría el hecho de que se impongan las retenciones. Pero otros ministros aceptarían ser secretarios para "aguantar la parada", y mientras el ex presidente de la Sociedad Rural, lo piensa busca una salida con destino a una embajada en Europa.