El gremio bancario asistirá el jueves a otra audiencia con empresarios en el  Ministerio de Trabajo para intentar encontrar una solución al conflicto salarial, por el cual realizaron una medida de fuerza  la semana pasada. 

El viernes último, la Asociación Bancaria había mantenido una  reunión con representantes de las cámaras en el marco de la  conciliación obligatoria, luego de que los empleados del sector concretaran un paro de dos horas el día anterior.

Los bancos ofertaron un aumento salarial del nueve por ciento  y en cuotas para 2018, lo cual fue considerado por los  trabajadores como una cifra “inaceptable”.

En ese escenario, se declararon en “estado de  alerta y movilización” ya que el sindicato pretende que el  incremento salarial para el año próximo se ubique en torno al  20% y exige el pago de la cláusula gatillo retroactiva pendiente  de la paritaria 2017, que vence este 31 de diciembre.

Ese acuerdo establecía el otorgamiento automático de una recomposición salarial en caso de que la inflación superara en  2017 el 19,5% anual, como finalmente sucedió.

Tras la audiencia llevada a cabo en la cartera laboral, se  constituyó la Comisión Paritaria Bancaria.

“Las posiciones expresadas son muy distantes”, señaló el  sindicato, el cual aclaró que “con el fin de incorporar todos  los temas que hacen al interés de los trabajadores bancarios, se  realizará una audiencia el 28 de diciembre”.

Aseguró que en esa oportunidad pedirá a la representación  empresaria que “adopte una posición acorde a la realidad  de los precios y la alta rentabilidad de la actividad”.