El gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell, se perfila como el nuevo sucesor de Janet Yellen en la presidencia del organismo y analistas ya ven un guiño para las inversiones en bonos locales de largo plazo en dólares y el carry trade con Lebac.

Fuentes cercanas a la Casa Blanca indicaron que el primer mandatario estadounidense, Donald Trump, se inclina por nombrar a Powell, aunque la decisión final no está tomada. Se espera que el anuncio llegue antes del 3 de noviembre, previo a su gira por Asia.

“Para el mercado, una presidencia de la FED bajo Powell implica una continuidad en lo que respecta al escenario de ciclo de suba de tasas muy gradual y de achique lento de la hoja de balance. Además, propone desregular financieramente,con lo cuan Powell es bullish para los mercados y podría anestesiar las tasas en EE.UU., favoreciendo el carry trade de las Lebac y la duration/ convexidad de los bonos largos en dólares locales”, señaló Federico Furiase, economista director de Eco Go/Estudio Bein y profesor en la maestría en Finanzas de la UTDT.

La elección de Powell, que pertenecería al grupo de las “palomas” igual que Yellen y por lo tanto se inclinaría por un endurecimiento monetario más gradual en Estados Unidos, reforzaría además el ingreso de capitales a los mercados emergentes.

En ese contexto -afirma Furiase- “con un Gobierno que tiene margen de construcción de capital político para dar señales de ajuste gradual y reformas estructurales, las tasas de las Lebac le podrían ganar al dólar, manteniendo el atractivo del carry trade y habría cierto margen de compresión adicional de spreads, manteniendo el atractivo de los bonos soberanos del tramo largo de la curva en dólares”.

El riesgo país profundizaría su caída y veríamos un tipo de cambio más debilitado, coinciden los analistas.

La posibilidad de que Powell sea finalmente el reemplazante de Yellen generó que la tasa de los bonos a 10 años del Tesoro de EE.UU. se hundiera el viernes un 2,21%, hasta el 2,406%, luego del repunte que había experimentado en los últimos días.

El otro candidato que está considerando Trump para la presidencia de la Fed es el economista de la Universidad de Stanford, John Taylor, catalogado por el mercado como miembro del grupo de los “halcones”, por lo que bajo su conducción se esperaría una Fed más “dura” y, en consecuencia, una suba de tasas menos gradual.

Esto representaría una mala noticia para los mercados emergentes, ya que reduciría los ingresos de inversiones desde el exterior.

En la lista de candidatos para dirigir la FED en el próximo período también se incluyen la propia Yellen, David Taylor y Kevin Warsh.

  • El nuevo cómputo de encajes le daría impulso a los títulos Badlar

La decisión del Banco Central de modificar el cómputo de los encajes para los últimos tres meses del año podría aumentar la presión sobre las tasas activas y pasivas, por lo que en el mercado recomiendan estar atentos a los bonos que ajustan por Badlar, ya que podrían tener un envión alcista en los próximos meses.

El directorio del BCRA dispuso el jueves pasado eliminar el cómputo trimestral de los encajes bancarios para el período de diciembre a febrero, estableciendo que el mismo se realice de forma mensual, tal como sucede el resto del año.

De esta forma, los bancos estarán obligados a retirar más pesos del mercado en diciembre, un mes de fuerte expansión por el pago de aguinaldos, para cumplir con el porcentaje que exige la autoridad monetaria deben mantener inmovilizado.

Esto, señalan los analistas, hará que las entidades tengan que salir a buscar pesos para cumplir con la demanda de sus clientes, lo que se traducirá en un alza de las tasas de call -préstamos interbancarios- y de los rendimientos de los plazos fijos mayoristas -Badlar-.

Esta alza de la tasa Badlar -dicen en la city- generará lógicamente un mayor retorno para los bonos que ajustan por este indicador.