La meta de déficit primario del 2019 tiene cada vez menos creyentes. Para el Iaraf, el rojo totalizará 0,93% del PBI, bastante por encima del objetivo planteado por el acuerdo con el FMI, según un informe publicado ayer por el Instituto. Ese número, además, se trataría de un piso e implicaría un ajuste extra del gasto público. Si se asume que la carga de intereses llega al 3,3% del PBI, Cambiemos entregaría un déficit fiscal de al menos 4,3% del producto.

La meta 2019 que exige el acuerdo con el Fondo (que deberá ser renegociado por el Gobierno del presidente electo, Alberto Fernández) es un déficit fiscal de 0,5% del PBI, si se tienen en cuenta los ajustadores para gasto social y para obra pública con financiamiento de otros organismos. Es decir que se incumpliría por 0,5 punto.

Los desafíos que deja la dinámica fiscal son centrales en la problemática que deberá enfrentar el próximo Gobierno. Si bien la mayoría de su equipo económico no considera que el déficit en pesos sea lo principal a resolver, tanto el FMI como el mercado, actores claves para traer dólares, sí lo consideran fundamental. Para el Frente de Todos lo esencial es superar el problema externo, es decir, generar un ingreso de divisas.

Por otro lado, aparece la cuestión de la herencia fiscal que dejará Cambiemos. En 2015 el déficit fue de 5,1% del PBI, utilizando la metodología actual, impuesta por el ex ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En 2018 el rojo fue de 5%. Pese al fortísimo ajuste en obra pública del 2019, el negativo sería de al menos 4,3% del PBI.

Pero ese número oculta que gran parte de la reducción del déficit primario del 2019 se consiguió en base a privatizaciones. Sin ellas, el superávit de 0,1% del período enero-septiembre se habría convertido en un déficit de 0,3%. Para evitarlo, se vendieron dos centrales térmicas en junio y se multiplicó la venta de acciones de empresas que pertenecían al FGS a partir de ese mismo mes. Así, los ingresos de capital pasaron de $624 M en abril y $195 millones en mayo a $64.572 M en junio, $12.393 M en julio, $11.730 M en agosto y $13.633 M en septiembre. Además, se liquidó el Fondo Argentino de Hidrocarburos por $8.524 M en julio.

En el 2020, si se dejan las privatizaciones de lado, será difícil cumplir los deseos fiscales del FMI y el mercado. De esta manera, el rojo volvería a acercarse a los niveles de 2015.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La recaudación tributaria de las provincias cayó 8,7% en enero y complica el pago de deuda

Provincias en rojo

En enero, el gasto social y el congelamiento tarifario generaron rojo fiscal

Con más fondos sociales y subsidios, volvió el rojo fiscal

Guzmán mantuvo reuniones con bonistas y ahora tiene dos semanas para definir la oferta

En las últimas semanas, el ministro endureció su postura

Nuevas retenciones brindan recursos equivalentes a tres bonos para jubilados

A pesar de los reclamos, la nueva retención aportaría 0,4% del PBI

El PBI per cápita cayó 7,9% entre 2016 y 2019 y enero ya muestra una leve recuperación

El PBI muestra una leve recuperación en enero

Por el impuesto PAIS, se desplomó la salida de dólares para fuga y turismo

Por el impuesto PAIS, se desplomó la salida de dólares

Economistas creen que el aval del Fondo ablandará a bonistas, pero no descartan turbulencias

El aval del FMI ablandará bonistas, pero no se descartan turbulencias

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El Gobierno amplía el control de precios y complica la salida del congelamiento

El Gobierno busca expandir el consumo, pero pisando la inflación

Con tipo de cambio quieto e inflación, los dólares del superávit se evaporarán en siete meses

Inflación y dólar ponen en riesgo el superávit en el segundo semestre