Las tasas de las Lebac ya subieron hasta casi un 6% desde la última licitación, encareciendo el costo de esterilización para la autoridad monetaria. El rendimiento de las letras internas del Banco Central se disparó luego de que el Gobierno confirmara que el proyecto de reforma tributaria que enviará al Congreso propone aplicar un gravamen del 5% a la renta que se obtenga por estos instrumentos.

También se recalentó el interés de los plazos fijos bancarios, aunque gran parte de esta suba estuvo motorizada por el endurecimiento monetario que llevó adelante el BCRA hace dos semanas, cuando elevó en 150 puntos básicos el centro del corredor de pases a 7 días.

Las tasas de las Lebac en el mercado secundario cerraron el viernes en el 27,60% para los títulos que vencen la próxima semana y al 28% para aquellos con vencimiento en diciembre. Para enero, febrero y marzo del año que viene, en tanto, alcanzaron el 28,25%, 28,40% y 28,55%, respectivamente.

En los plazos más largos, en tanto, los rendimientos llegaron al 28,55% a 116 días; 28,65% a 194 días; 28,70% a 230 días; y 28,55% a 257 días.

En la última subasta, el 17 de octubre pasado, las tasas de corte se habían ubicado en 26,50%, 26,84%, 27%, 27,3%, 27,35% y 27,35% para los plazos de 28, 63, 91, 154, 210 y 273 días, respectivamente.

“Te ponen un impuesto del 5% y el mercado te pide un 6% más de tasa. El costo del gravamen en definitiva lo termina pagando el Banco Central. Ahí está lo absurdo de este impuesto”, se quejó un operador de una mesa de dinero.

Analistas vienen advirtiendo desde que comenzaron a circular los primeros rumores acerca de la posibilidad de gravar la renta financiera que la aplicación de un impuesto de este tipo va a hacer que los inversores exigieran mayores tasas a la hora de comprar deuda o colocar su dinero a plazo fijo.

La tasa de los depósitos a plazo fijo a 30 días para las colocaciones de menos de un millón de pesos alcanzó sobre el final de la semana pasada un promedio del 20,53%, contra el 19,59% que pagaban los bancos un día antes de que el BCRA elevara la tasa de política monetaria en 150 puntos básicos y del 20,35% al que había llegado un día antes del anuncio del impuesto a la renta financiera.

La Badlar, en tanto, que es la tasa que ofrecen las entidades financieras por los depósitos de más de un millón de pesos, alcanzó el último jueves un promedio de 22,62%, ubicándose 1 punto porcentual por arriba del registro anterior al endurecimiento monetario del Central y más de 50 puntos básicos por encima de los valores previos a la presentación de la reforma tributaria.

  • Finanzas sale a buscar u$s800M

El Ministerio de Finanzas anunció que a partir de mañana y hasta el miércoles saldrá a buscar u$s 800 millones con la emisión de dos Letras del Tesoro en esa moneda, a 217 días y a 371 días.

La recepción de ofertas comenzará a las 10 de mañana y finalizará a las 15 del miércoles y será efectuada de acuerdo con los procedimientos aprobados por la Resolución del Ministerio de Finanzas.

El Gobierno busca colocar u$s 400 millones en Letes a 217 días, cuyo precio de suscripción será de u$s 983,40 por cada 1.000 de valor nominal, lo cual representa una tasa nominal anual de 2,84 por ciento.

También se emitirán Letes a 371 días por un monto de u$s 400 millones, con un valor de u$s 969,36 por cada 1.000 de valor nominal, lo que arroja una tasa nominal anual de 3,11 por ciento.

De acuerdo con los procedimientos de colocación para estas letras, se adjudicarán primero las órdenes minoristas por hasta u$s 50.000.

Esta nueva colocación forma parte del programa financiero que lleva adelante el Ministerio de Finanzas y se realiza luego de que la cartera que conduce Luis Caputo diera por cerrada el jueves pasado la búsqueda por este año de fondos en el exterior mediante la emisión de tres nuevos bonos en euros por un total de u$s2.750 millones.