Para el número uno de JP Morgan en el país la crisis de Turquía tarde o temprano va a estallar y el impacto sobre la economía local es inevitable. Si bien descarta de plano que Argentina pueda entrar en default, cree que es necesario que el Gobierno vayan evaluando alternativas de financiamiento adicionales a la ayuda del Fondo Monetario Internacional ( FMI).

"Si bien el tamaño del problema de Argentina es mucho menor que el de Turquía, el impacto de una potencial crisis en Turquía parece casi inevitable. La pregunta es cuándo se dará", señaló Facundo Gómez Minujín, el presidente de JP Morgan Argentina, en un encuentro con periodistas en el que destacaron la apuesta del banco estadounidense por desarrollar su área de tecnologías y servicios en el país (ver aparte).

"Tenemos que estar preparados, el Gobierno debe estar preparado, asumiendo que algo va a pasar, porque (la crisis en Turquía) va a tener un impacto en la Argentina", agregó el banquero, y elogió la rapidez del Gobierno en recurrir al FMI antes de que el problema sea mayor, aunque advirtió: "Igual tiene que considerar otras alternativas de financiamiento, más allá del FMI".

El banquero, hijo de la artista plástica Marta Minujín y del economista Juan Carlos Gómez Sabaini, agregó que también hay que estar atentos a lo que ocurra en Brasil, con un proceso electoral por delante que promete mucha volatilidad. "Es lo que vimos en los últimos días", comentó.

En el plano interno, las elecciones de 2019 le aportarán otra cuota de incertidumbre al mercado local, más allá de que, como remarcó el problema de Argentina es muy chico. "Aún considerando el peor escenario puede resolverse", sentenció.