El comercio exterior registró en agosto pasado un déficit de u$s1.127 millones de dólares, que significó un aumento interanual del 5,2%, el segundo más alto del año y acumula en los primeros ocho meses un balance negativo de u$s6.993 millones.

Las exportaciones en el mes de agosto respecto al mismo mes del año anterior cayeron 1,4%, en términos desestacionalizados cayeron 3,6% respecto al mes anterior.

Los precios subieron 6,1% y las cantidades cayeron 7,2%. Las exportaciones de productos primarios disminuyeron de manera interanual 20,5%.

Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) aumentaron 0,4%; las de manufacturas de origen industrial (MOI) aumentaron 11,3%; y las exportaciones de combustibles y energía aumentaron 7,8%.

Las importaciones en el mes de agosto disminuyeron 0,3% respecto a igual mes del año anterior, en términos desestacionalizados las importaciones de agosto de 2018 cayeron 0,8% respecto del mes anterior.

Los precios subieron 5,5% y las cantidades se contrajeron 5,4%. Las importaciones de bienes de capital cayeron 24,9%, las de bienes intermedios aumentaron 16,7%; las de combustibles y lubricantes aumentaron 57,1%; las de piezas y accesorios para bienes de capital cayeron 9,4%; las de bienes de consumo cayeron 4,0% y las de vehículos automotores de pasajeros cayeron 15,3%.

Las principales variaciones de las exportaciones se dieron en: porotos de soja, excluidos para siembra (-322 millones de dólares); harina y pellets de la extracción del aceite de soja (-84 millones de dólares); aceite de soja en bruto, incluso desgomado (-58 millones de dólares); oro para uso no monetario (-36 millones de dólares); maníes preparados o conservados (-27 millones de dólares); biodiésel y sus mezclas (-19 millones de dólares).

En tanto aumentaron: vehículos automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres (192 millones de dólares); carne bovina, deshuesada, congelada (64 millones de dólares); aceite de girasol en bruto (44 millones de dólares); minerales de cobre y sus concentrados (32 millones de dólares); limones (28 millones de dólares).

Respecto a las importaciones las mayores variaciones correspondieron a: vehículos automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres (-208 millones de dólares); computadoras y teléfonos y sus partes (-149 millones de dólares) y aceites crudos de petróleo (-49 millones de dólares).

Aumentaron las importaciones de combustibles (301 millones de dólares); porotos de soja, excluidos para siembra (204 millones de dólares); abonos ( 76 millones de dólares).