La suba de precios de octubre sorprendió por haber quedado debajo de lo esperado. Fue de 3,3% en octubre, lo que mostró un menor traspaso a precios de la devaluación, tras el pico de "pass through" en septiembre. Además ocurrió en un contexto de recesión creciente, que no permitió convalidar grandes remarcaciones. Aun así, en sólo 10 meses el acumulado del 2019 llegó a 42,2% y ya superó a los registros de 2016 y 2002. Hacia diciembre trepará al menos hasta 55% y será récord desde la salida de la híper.

La medición interanual desaceleró y quedó en 50,5%. Ahí jugó la base de comparación, ya que octubre del 2018 marcó un pico de 5,4%. Había ocurrido lo mismo en septiembre: si bien el mes pasado los precios subieron 5,9%, comparaban con un pico de 6,5% en el mismo mes de 2018. En noviembre y diciembre esa ayuda estadística se interrumpirá. En el último bimestre de 2018 las subas fueron de 3,2% y 2,6%. Y la expectativa es que la inflación no baje demasiado del 4% en este cierre de año (para ACM oscilará entre 3% y 5%, para LCG no bajará de 4% y para Ecolatina estará entre 3% y 4%).

El registro de octubre, de 3,3%, y un acumulado histórico de 42,2% ocurrió en pleno apretón monetario, lo que volvió a mostrar la importancia de las subas de costos, como la que siguió a la devaluación, sobre la dinámica inflacionaria. En octubre la tasa del BCRA no bajó de 68%, lo que significó un interés anual positivo ex ante de al menos 13,9%, según el promedio de las expectativas inflacionarias de los bancos y consultores de la city relevados por el REM del BCRA. Incluso con esa tasa exorbitante, la inflación picó en punta.

Los alimentos y bebidas marcaron una fuerte desaceleración respecto a los niveles de septiembre. Subieron "apenas" 2,5% pero aun así fueron la división que más le agregó a la inflación de octubre, con una incidencia de 0,6 punto. Es decir que aislando su efecto el IPC habría sido 2,7%. Le siguió la división Equipamiento y mantenimiento del hogar, con una suba de 8,1%, que agregó 0,55 punto. Desde la consultora ACM aseguraron que los que más traccionaron en ese rubro fueron los bienes no durables del hogar y también los servicios domésticos.

La otra división destacada, y con un fuerte impacto en lo social, fue Salud: la suba fue de 4,7% y le agregó 0,43 punto a la inflación del mes. En octubre ocurrió el primer tramo de las subas de prepagas que impactará de lleno en todo el último trimestre. Ese primer ajuste fue de 4%, ocurrió otro idéntico durante noviembre y en diciembre será de 12%. El cierre del año tendrá una corrección total de 21% para este rubro clave, que además tuvo subas de 5,3% en medicamentos. Y es que, por tratarse de productos cuyo consumo es necesario e insoslayable, resultan menos elásticos frente a la recesión.

Hubo otros dos segmentos que estuvieron calmados durante octubre, por el congelamiento electoral, pero prometen agregar presión sobre el cierre del año. Uno fue Comunicación, con apenas 0,5%. Pero para noviembre ya hay subas anunciadas en la telefonía celular, que según las compañías y los planes llegarán a superar el 20%. Además, Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles tuvo un aumento de "sólo" 1,9%. Ahí jugó el congelamiento de tarifas y de los combustibles. El primero durará hasta fin de año pero el segundo ya quedó en el pasado.

La economista senior de la consultora LCG, Melisa Sala, afirmó al respecto: "Esperamos registros no inferiores al 4% para los dos meses que quedan del año. El descongelamiento de los combustibles en noviembre aportará 0,3 punto a la inflación del próximo mes y tendrá arrastre para diciembre. Y no descartamos nuevos aumentos antes de que termine el año. También se sumará el aumento autorizado a prepagas, telefonía celular y cuotas de colegios privados. Nuestra proyección de inflación se ubica en 55% anual a diciembre".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La distribución del ingreso se aleja del fifty-fifty

El salario pierde participación

La inflación fue de 53,8% en 2019 y sumó más de 300% en cuatro años

Las anclas en el 2020 son el dólar, las tarifas y un salario calmo

La industria tuvo su peor noviembre desde 2002 y operó con el 60% de su capacidad

Kulfas enfrenta desafíos fuertes para un sector en caída libre

Las colocaciones en pesos serán clave para quitar presión en el mercado cambiario

Guzmán y el desafío de dar alguna opción al ahorro

Tras la baja más veloz en cuatro años, la tasa vuelve a perder contra la inflación

Pesce tiene una nueva prioridad: reactivar la economía

La inversión productiva, en su peor nivel de la década

En diciembre, la construcción siguió con su desplome

Cambiemos dejó a la industria en caída y ahora se espera un leve repunte por la baja de tasa

La industria cayó 4,5% en noviembre

La inversión volverá a caer en 2020, pese a impacto moderado de las medidas

Analistas discuten sobre el efecto de las medidas oficiales

Se agudizó la concentración de la economía y grandes empresas ya se llevan el 20% de la producción

Entre 2015 y 2018, once firmas fabriles abandonaron la cúpula

El crédito en pesos cerró el año con una baja del 24% y se hundió a mínimos históricos

La súpertasa y la recesión tiraron abajo los préstamos