La sintonía fina que mostraron ayer el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en sus declaraciones previas a la apertura del mercado respecto a su compromiso de estabilizar el tipo de cambio logró tranquilizar al mercado cambiario y, con ayuda de ventas oficiales, el dólar pudo evitar lo que para muchos parecía la crónica de una catástrofe anunciada después del fuerte golpe que habían sufrido el lunes los activos argentinos en Wall Street.

El billete terminó a un promedio de $57,38 en las pizarras, 74 centavos por debajo de la rueda previa, mientras que la divisa mayorista perdió 25 centavos y terminó a $54,75.

"Hubo dos señales muy importantes: la de Lacunza, con el mensaje que la prioridad es estabilizar el tipo de cambio y que las medidas de alivio fiscal -anunciadas la semana pasada- no ponen en compromiso las metas fiscales porque se autofinancian con recaudación, un guiño muy importante para la sostenibilidad del acuerdo con el Fondo (y garantizar el desembolso de US$5.400 millones); y el mensaje de Sandleris acerca de que este tipo de cambio es muy competitivo y le da sustento para intervenir vía venta de reservas", afirmó el economista Federico Furiase.

"Así lograste manejar el mercado de cambios luego del cimbronazo que registraron bonos y acciones el lunes (durante el feriado en la Bolsa porteña)", agregó.

El Banco Central realizó ayer tres subastas de venta en contado de dólares para equilibrar la demanda. Ofreció bloques de a US$50 millones en cada una pero el mercado se llevó un total de US$ 112 millones (US$ 50 millones, US$ 34 millones y US$ 28 millones, en ese orden). La tasa de referencia se mantuvo estable en 74,964% tras las licitaciones de Leliq por parte del BCRA.

"La jornada fue mucho mejor de lo que se anticipaba en la previa. Las conferencia de Hacienda y la del BCRA parecen haber contribuido a aplacar algunas de las dudas/incertidumbres de corto plazo (de acá a octubre)", escribió el economista Gabriel Caamaño.

No obstante, el fantasma del default continuó rondando a los bonos en dólares, tras la baja de nota por parte de Fitch y Standard & Poors el último viernes y las declaraciones del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, respecto de la posibilidad de una reestructuración de deuda. El Bonar 24 se desplomó un 7,8% en Nueva York y un 9,9% en la Bolsa porteña.

Las acciones también mostraron números rojos ayer en la plaza local, replicando el comportamiento que habían tenido el lunes en Wall Street, pero los ADRs ensayaron un rebote tras el piso tocado en la víspera (Ver aparte). En el mercado, sin embargo, afirman que la pelea deberá darse día a día.

Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, manifestó la necesidad del próximo desembolso del FMI y un dólar quieto para traer calma al mercado. "La estabilidad cambiaria puede traer una revalorización de 15 a 20% en pesos a corto plazo", indicó. "Es momento de seguir esto semana a semana. El FMI puede darle un impulso más grande a las acciones si confirma que nos girará a mitad de septiembre el desembolso, pero para eso falta y mucho", agregó.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos