Luego de que el Gobierno anunciara medidas para contener al dólar, hoy lunes se formaron largas filas de clientes con la intención de retirar sus ahorros frente a distintos bancos del centro porteño.

Las principales entidades financieras abrieron hasta las 17:00 y algunas hasta sirvieron café y medialunas para todos los que realizaron varias horas de cola.

Entre los clientes explicaron la decisión de retirar sus fondos por "precaución" ante la seguidilla de medidas en materia financiera y cambiaria, por la salida de reservas.

"Habituados a los descalabros económicos y a perder sus ahorros, los argentinos son capaces de oler una crisis a distancia y las medidas anunciadas por el Gobierno fueron para muchos una señal de alerta", consignó un cable de la agencia Reuters.

En las crisis de 1989/1990 y de 2001/02, miles de ahorristas perdieron su dinero por el congelamiento y confiscación de depósitos.

En los bancos atribuyeron la mayor afluencia de gente al nuevo esquema de medidas que se vienen sucediendo en el sistema financiero.

Los clientes se quejaban de las largas filas para sacar el dinero de sus cuentas y también de problemas de los sistemas de banca digital, que en la mayoría de las ocasiones impedían realizar operaciones. Durante la mayor parte de la jornada fue imposible comprar dólares vía homebanking.

Te puede interesar:
 


El argumento de las entidades financieras es que fue necesario adecuar los sistemas al tope de US$10.000 mensuales por persona, lo cual requiere un chequeo extra.

Las entidades bancarias piden a sus clientes que avisen con anticipación o el día anterior la intención de retirar sus dólares para contar con stock sufiente.

Los depósitos totales de los bancos en dólares descendieron de 35.245 millones de dólares antes de las elecciones primarias, a 31.551 millones el 27 de agosto, según el último Informe Monetario del Banco Central.