Los productos importados tuvieron una suba de 28,2% en agosto y traccionaron con fuerza al IPIM, indicador fuertemente marcado por la incidencia de los precios de insumos utilizados para la producción, y los bienes transables.

Desde la consultora ACM detallaron: "Este crecimiento es explicado por el fuerte aumento de los productos importados (28,2% intermensual) en total sintonía con la devaluación evidenciada a mitad de mes, mientras que los productos nacionales moderaron la suba con una variación del 9,9%".

"Los productos primarios presentaron un comportamiento dispar con respecto al índice headline, al variar un 4,3% traccionados a la baja por Petróleo, Crudo y Gas (0,9%) producto del reciente congelamiento anunciado por el presidente y Productos Pesqueros (0,3%)", añadió la firma.

"En otra dirección se movieron los productos manufacturados (12,1%). El congelamiento de los combustibles y la suspensión de aumentos de las tarifas (que permitió una variación de sólo 1,7% de Energía Eléctrica) traccionó a la baja al índice", concluyó ACM.