El presidente de la Cámara de la Construcción, Julio Crivelli, se sumó hoy a los reclamos del empresario Martín Cabrales, para avanzar en la reforma laboral para poder despedir  "sin causa" y "sin pagar indemnización", como en Estados Unidos, con el fin de reducir costos y aumentar la productividad, permitiendo reemplazar empleados por "otros mejores".

Crivelli, en diálogo con FM Futurock, sostuvo que hay muchas empresas que "no son grandes por tener empleados de baja productividad, necesitamos poder despedir sin causa a empleados en todas las industrias y comercios".

Cabrales, por su parte, ya había pedido que se debe "impulsar" una reforma laboral profunda y otras tantas que "permitan bajar los costos, queremos que haya mayor flexibilización".

Ambos empresarios coincidieron en que debe haber normas para que sea menos dificultoso despedir empleados y así bajar los costos empresarios.

El dueño de la empresa de café que lleva su nombre sostuvo que las empresas "quieren que sea más fácil despedir y contratar gente", y advirtió que "si el riesgo de emplear es muy alto, el empresario no emplea". 

Por su parte, Crivelli insistió en que "todos nos damos cuenta de que la reforma laboral es necesaria en la Argentina", al sostener que el país tiene costos de producción altos "en desmedro del mérito, el rendimiento y la productividad, y llegamos a un extremo".

Advirtió que "si no mejoramos la productividad el convenio entre el Mercosur y la Unión Europea será impracticable".

"La realidad es que en los países que tienen menores requisitos de despidos son los que tienen mayor productividad y mayor cantidad de empleos", dijo Crivelli.

El empresario de la construcción puso como ejemplo que "si hago una pyme y sé que si tomo un empleado y me equivoqué, para despedirlo tengo que hacer lo que explico, no hago la pyme".

"Hay muchas empresas que no se fundan, o peor aún, pequeñas empresas que el día de mañana pueden ser grandes, que no son grandes porque pueden terminar de fundirse a los dos años por problemas de despidos, o de esta naturaleza", añadió.

Crivelli recordó que Estados Unidos, "donde se tiene el sistema de mayor flexibilización, sin indemnización, con solo un subsidio de desempleo que paga el Estado por 6 meses, es el país con menos desempleo del mundo".

"No digo pasar del sistema medieval que tenemos al norteamericano de golpe, porque sería una locura, pero es necesario ir a un sistema donde tengamos mayor meritocracia y productividad, y empleo, porque cuando el riesgo de emplear cae, los empresarios emplean", dijo.