El Mercosur y Canadá comenzarán a negociar un posible acuerdo de libre comercio el próximo 19 de marzo, en Ottawa, en lo que será un nuevo intento por elevar las exportaciones a uno de los mercados más desarrollados del mundo.

Fuentes gubernamentales confirmaron a BAE Negocios que esa será la fecha de inicio para el diálogo entre ambas partes, con una reunión exploratoria previa que tendrá lugar el día 9 de marzo en Asunción.

Mientras el Mercosur busca acelerar este clase de acuerdos para ampliar sus fronteras comerciales, el gobierno canadiense planea abrir conversaciones con el bloque de las cuatro naciones sudamericanas para cubrirse de lo que podrán ser las negativas consecuencias de la renegociación del Tlcan.

Canadá envía alrededor del 75 por ciento de sus exportaciones de bienes a los Estados Unidos y está buscando nuevos mercados para reducir la dependencia de su vecino del sur. La próxima semana, en el Distrito Federal de México, se realizará una nueva ronda del Tlcan donde se avizoran serias dificultades para lograr avances frente a la postura proteccionista de los Estados Unidos, que en principio afectará más severamente a México que a Canadá.

El ministro de Comercio, Francois-Philippe Champagne, llegará a Paraguay el 9 de marzo para iniciar conversaciones con el Mercosur, que integran la Argentina, Brasil y Uruguay. En declaraciones recientes, señaló que “las estrellas se están alineando en este momento. Ya se trate de piezas de automóviles, productos químicos, madera, alimentos de mar, este es en realidad un mercado muy atractivo”, dijo el vocero de Champagne, Joseph Pickerill.

El comercio bilateral total de Canadá con Mercosur tiene un valor de sólo 8.000 millones de dólares canadienses anuales (u$s6.380 millones) . El comercio con la Alianza del Pacífico de México, Colombia, Perú y Chile, todos los cuales tienen acuerdos de libre comercio con Canadá, asciende a 48.000 millones de dólares canadienses al año, para dimensionar la diferencia entre los flujos de comercio.

Este fenómeno se ve aún más acentuado por el comercio bilateral entre los Estados Unidos y Canadá, que según Statistics Canada totalizó 780.000 millones de dólares canadienses el año pasado.

“Esto (abrir conversaciones con Mercosur) tiene mucho sentido y ahora tenemos países muy, muy ansiosos por trabajar con nosotros”, dijo Pickerill, quien agregó que Canadá estaba interesado en el libre comercio de bienes y servicios. Las conversaciones exploratorias tuvieron lugar el año pasado.

Después de que Estados Unidos se retirara de un pacto comercial de 12 naciones (el TTP) el año pasado, los 11 miembros restantes forjaron un nuevo acuerdo. Champagne estará en Chile el 8 de marzo para firmar un documento global de cooperación.