Mientras el mercado le pasaba factura por las escasas explicaciones acerca del nuevo arreglo con el FMI y el dólar se disparaba nuevamente, el presidente Mauricio Macri formó parte de la mesa sectorial de Comercio, la institución que reúne a los integrantes de los sindicatos, las empresas, las cámaras y el Gobierno, con la finalidad de avanzar en medidas que apuntalen a la competitividad del sector.

La reunión ocurrió en las oficinas que Mercado Libre tiene en el partido de Vicente López y contó también con la presencia de los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y de Producción, Dante Sica. También participaron el secretario de Comercio, Miguel Braun, el intendente local, Jorge Macri, y autoridades de AFIP, BCRA, UIF y Anses.

Durante el encuentro no se discutieron temas relativos al nuevo capítulo de la crisis cambiaria, que estaba sucediendo en ese momento tras el anuncio de Macri acerca de la revisión del acuerdo con el FMI, que le permitirá al Gobierno contar con adelantos de los fondos comprometidos. La conversación giró en torno a tres ejes referentes a la competitividad del sector: mayor inclusión financiera, simplificación y desburocratización y competitividad laboral.

"Trabajar junto a distintos referentes del sector es fundamental para impulsar mercados competitivos y transparentes, con reglas de juego claras. Es importante fortalecer estos ámbito de trabajo para tener una agenda común orientada a modernizar el sector, con eje en la formalización y la facilitación del comercio", destacó Sica.

Tal como comunicaron desde el Ministerio de Producción, el primer plenario de la mesa -que sirvió de puntapié- fue realizado en Buenos Aires el 4 de abril. Luego se llevaron a cabo tres reuniones de la submesa Medios de pago, dos reuniones de la submesa Normativa y Simplificación y dos reuniones de la submesa Laboral.