El proyecto de Presupuesto bonaerense para el año que viene determina que la Provincia dejará de hacerse cargo de una compensación que le pagaba a la Ceamse, por más de 2.500 millones de pesos, que tendría que pasar ser atendido por los 33 municipios que depositan sus residuos en los predios de la empresa.

Según publicó el diario El Día, todas las comunas del Conurbano, así como La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena y Brandsen tendrán que absorber su parte de los 2.534 millones que la Provincia dejará de pagar.

Esta decisión del gobierno bonaerense está contenida en el proyecto de Presupuesto del año que viene. La situación se explica en los fundamentos de la iniciativa que ingresó a la Legislatura, en tanto que la Provincia no incluyó partidas para atender esa erogación.

"En 2019, el traspaso de responsabilidades de gasto desde Nación hacia Provincia exige revisar la asignación de funciones de gasto de cada nivel de gobierno", se afirmó en el proyecto oficial. 

Además, la gestión de María Eugenia Vidal destacó: "En esta línea, la gestión integral de los residuos sólidos urbanos constituye una función meramente municipal en todas sus etapas".
También señaló que "el desequilibrio existente entre el costo del tratamiento y la disposicón final de los residuos municipales y las tarifas cobradas a los municipios, obligó durante años a realizar un aporte provincial a la Ceamse para cubrir su déficit operativo". 

Y en ese contexto se afirmó que "en virtud del reordenamiento de los funciones del gasto y de la equidad horizontal entre municipios, se promueve la transferencia de dicho aporte a los municipios, que se estima alcanzará en 2019 los 2.534 millones de pesos""

La Ceamse es una empresa creada hace 30 años por la Provincia y Capital Federal, para realizar la gestión integral de los residuos sólidos. El gobierno porteño paga un cánon para depositar basura en los predios de la firma que están instalados en territorio bonaerense. 
El área metropolitana produce 17 mil toneladas diarias de residuos y su zona de influencia comprende al 36 por ciento de la población del país.

Hasta este año la Provincia se hizo cargo del pago de una compensación para equilibrar a la empresa, pero desde 2019 pretende que esa diferencia tenga que ser solventada por las comunas que operan en los rellenos sanitarios del organismo.

En el Presupuesto también se propone el traspaso a los municipios de la obligación de hacerse cargo de la tarifa social de luz y de parte de los subsidios al transporte de pasajeros.

Los subsidios al transporte, destinados a cubrir el desequilibrio entre la tarifa y el costo de provisión del servicio de las líneas del interior de la Provincia, implican unos 2.450 millones de pesos que tendrán que absorber los distritos.

En tanto, los aportes a la tarifa social de luz para los usuarios de Edelap, Edenor y Edesur representarían unos 8 mil millones de pesos que también recaerán sobre las cuentas comunales.