El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer mañana la inflación minorista de noviembre, que según las estimaciones privadas rondará el 1,4%. En el mercado creen que este sería el dato mas bajo del semestre para el Índice de Precios al Consumidor (IPC), ya que el diciembre podría estar en torno al 2,5 por ciento.

Si bien en noviembre la inflación mostró el menor valor desde junio, para el IPC Congreso que es difundido por diputados del Frente Renovador, GEN, Libres del Sur y el partido Socialista, entre otros, y que promedia los índices de los institutos privados, la inflación fue en noviembre del 1,4% y acumuló 20,9% en lo que va del año. Lo cierto es que los economistas esperan un importante repunte para diciembre, principalmente debido a la suba en las tarifas de servicios públicos y los combustibles.

Para el estudio Ferreres, por caso, los precios minoristas el mes pasado subieron el 1,3%, mientras que el acumulado desde enero ascendió a 20,3%. En los últimos doce meses, ascendió al 21,7%.

Las alzas más significativas se anotaron en alimentos y bebidas con el 1,4%, en transporte y comunicaciones 1,5% y 4,3% en Educación.

En tanto, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) informó que la suba de los precios fue del 1,4% en noviembre, pero con un alza del 1,5% en la "inflación núcleo" en la cual no logra mostrar un descenso relevante desde mediados de este año.

Para FIEL, la suba de alimentos y bebidas no alcohólicas fue del 0,6%, la de vivienda fue del 5%, recreación y cultura el 2,1% y educación el 1,7%.

El estudio ECO/GO también registró un aumento del 1,3% en términos generales y del 1,5% en alimentos, mientras que esparcimiento llegó al 3,2%. En los últimos 12 meses, el alza general de precios fue del 23,5%.

Por su parte, los analistas privados consultados en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que elabora el Banco Central prevén una inflación del 2,1% para diciembre, por lo que el año cerrará con una suba del 23,5%, lo que equivale 6,5% puntos porcentuales por sobre la meta de la entidad monetaria.