No sólo los industriales consideran que hay escasas chances de despegue en los próximos meses, tal como mostró el IPI publicado ayer por el Indec. Los analistas coinciden en que, hacia adelante, por la caída del salario real y su efecto sobre el mercado interno, no se puede esperar mucho más que una moderación estadística en los números de las caídas, por el hecho de que la comparación empezará a ser contra los peores meses del 2018.

El director de Epyca, Martín Kalos, afirmó: "La industria sigue cayendo. Eso perjudica a cualquier atisbo de recuperación del empleo y el salario real. Hoy la producción sólo tiene un respiro de corto plazo por los créditos y subsidios al consumo del Gobierno en meses pre-elecciones. La contracción industrial se va a moderar en estos próximos meses sólo porque la base de comparación es contra meses muy malos del año pasado"

Coincidió el economista Leandro Mora Alfonsín: "No hay piso para la crisis de la industria. Estos números aún no dan cuenta del impacto que ciertas medidas de estimulo, como los cambios en Ahora 12, tuvieron sobre algunos sectores. Hay que esperar para su reflejo estadístico. Y el impacto de estos estímulos lejos está del efecto que tendría una recuperación contundente del salario real. A su vez, son medidas con fecha de vencimiento".

Un dato más: el Indec detalló que en junio se registró menor demanda interna de prendas de vestir pero también "de ropa de trabajo".