Tras una rueda con comienzo positivo, el S&P Merval cambió de tendencia y registró una caída de 1,9%, ubicándose en los 29.779 puntos. La desconfianza del actual escenario político y financiero local y una mala performance en los mercados de referencia impulsaron la baja de hoy.

Los valores negociables con peor desempeño de la jornada fueron papeles del sector energético. Transportadora Gas del Norte fue la principal baja (-15.35%), escoltada por Transener (-12.30%) y Edenor (-10.76%). El desplome de la cotización de estos papeles se debería inicialmente a las declaraciones del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, que dijo que en caso de asumir pesificará las tarifas.

Por su parte, el economista de Estudio Ber, Gustavo Ber, explicó que el mercado local y los ADR´s aún operan con "extrema cautela" dado que todavía no se sabe cuál es el piso de la caída de los activos locales.

En el plano internacional, el riesgo de una recesión global afectó los mercados de referencia. El índice industrial norteamericano Dow Jones perdió 3,05% a raíz de la difusión del dato de la Curva de Yield invertida: este indicador refleja la diferencia entre las tasas de interés a corto y largo plazo. En este caso, cuando las tasas de los Bonos estadounidenses a corto plazo pagan más que las de a largo, los inversores no confían en la situación económica.

"La evidencia dice que en las últimas siete recesiones, la curva se invirtió durante al menos tres meses antes de que llegaran una contracción" señaló la BBC.

En la misma línea, el DAX alemán registró una variación negativa de 2,19%. El economista Federico Cohen afirmó: "La economia se contrajo en el tercer trimestre un 0,1% arrastrada por el deterioro de las exportaciones. Este dato era previsto dado los malos datos que venían anticipando los indicadores de actividad económica". 

Y agregó: "El indice de confianza inversora en Alemania se deterioró a su nivel mas bajo desde 2011. Sus dos principales motores, la industria y la exportación, se ven directamente afectados por la desaceleracion económica mundial y sus efectos sobre el comercio internacional".

Bonos, con retornos históricos

Los bonos argentinos continúan en caída libre. La venta de estos títulos públicos, traccionada por la desconfianza de los inversores externos y tenedores locales luego de los resultados de las PASO, provocó una fuerte disparidad. Según indicó el analista de Rava Bursátil, Eduardo Fernández, "varias consultoras comenzaron a advertir acerca de la posibilidad de una reestructuración de deuda amigable para el próximo año".

"Por tercera rueda consecutiva asistimos a una brutal caída de las paridades de los bonos. El caso mas emblemático fue el del DICAD, que registró un derrumbe del 11.95%. Otro bono que sufrió las consecuencias fue el AO20D que observó un derrape del 10.78% y rinde una TIR del 85% anual en dólares" manifestó Fernández.

Riesgo País

El índice elaborado por J.P. Morgan anotó una suba del 12% y culminó la jornada en los 1946 puntos, lo que representa una sobretasa de casi 20%.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos