A tan sólo 10 días de las elecciones, la expectativa de un endurecimiento del cepo recalentó la compra de dólares en las cuevas, a pesar de que desde el Gobierno afirman que no están pensando en nuevos controles. La cotización de la divisa en el circuito informal se disparó a $67,7 ayer, más de $8 por encima del precio de cierre del billete en el Banco Nación y $9,4 por arriba del mayorista.

Las declaraciones ayer del número dos del FMI, David Lipton, respecto a que trabajarán "con quien gane las elecciones" terminaron de confirmar lo que ya se sabía, que el desembolso de los US$5.400 millones no llegará hasta pasado el 27 de octubre, e incluso más allá en caso de balotaje. Así, de la mano de un drenaje de reservas que no se detiene debido a las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario y la salida de depósitos, se refuerza la idea de que los dólares no van a alcanzar.

"Los operadores están preocupados respecto a la sustentabilidad de la dinámica del drenaje de reservas y depósitos, por lo cual no descartan mayores controles de cambios próximamente en caso de no revertirse la tendencia, y así es que las brechas se recalientan al ritmo de una mayor dolarización preelectoral", señaló el economista Gustavo Ber.

Tras el salto del blue, ayer su "spread" con el dólar oficial alcanzó el máximo nivel desde diciembre de 2015 y prevén que continúe estirándose en los próximos días.

Según un informe de BullMarket Brokers difundido ayer entre sus clientes, a poco más de una semana de las elecciones los inversores deben estar preparados para un fuerte incremento de la volatilidad, "sea en el mercado oficial que impulse aún más al paralelo, o en el paralelo que lleve a unos máximos en la brecha". Además indican que el movimiento podría agudizarse más en caso de un triunfo del candidato del Frente de Todos; los antecedentes del cepo cambiario aplicado durante la gestión de Cristina Kirchner todavía están frescos en la memoria del mercado.

"Esperamos que si Alberto Fernández es reelecto en primera vuelta, la brecha durante la semana siguiente se consolide en el 30%, con un pico del dólar paralelo que podría llegar a $83 si el tipo de cambio oficial se mantiene en los $62/63" arriesgan desde Bull Market.

Lo cierto es que, oficialistas y opositores reconocen que la situación financiera es extremadamente frágil. Se calcula que las Reservas Netas del BCRA apenas superan los US$11.000 millones. La única fuente de ingresos de divisas es hoy el complejo oleaginoso-cerealero, pero ya pasó la época fuerte. En el mercado señalan que casi la mitad de los dólares que se venden en el mercado pertenecen al agro, mientras que el resto corresponden a intervenciones del BCRA -con su consecuente impacto sobre las reservas- y la mano amiga de los bancos públicos.

Se calcula que el desequilibrio entre demanda y oferta en el MULC hoy ronda los 80 millones diarios, con pico de hasta 140 millones sobre los cierres de mes.

Ayer se fueron otros US$50 millones de las reservas internacionales, que cerraron en un total bruto de US$ 47.594 millones.

Frente a este escenario, los intentos del Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, por disipar el temor a más controles cambiarios por ahora no tuvieron éxito. El funcionario aseguró ayer que el Gobierno "no está evaluando" nuevas restricciones.

 

Te puede interesar:

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos