En una medida que podría tornarse polémica, el Gobierno habilitará el ensayo de laboratorios extranjeros para productos importados, y aunque desde el Ejecutivo apuntan solamente a instrumentos de medición, existen otros sectores que dicen que serán alcanzados por futuros decretos.

Consultadas por BAE Negocios, fuentes de la Secretaría de Comercio dejaron en claro que “a través de un decreto, se buscará agilizar la aprobación de los instrumentos de medición para favorecer la creación de empleo y el cuidado del consumidor. A fin de seguir cuidando al consumidor pero sin generar trabas innecesarias, se permitirá que la Secretaría de Comercio habilite a otros laboratorios públicos (de universidades, por ejemplo) o privados para realizar los estudios”.

En el marco de los anuncios efectuados por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, la semana pasada, en el capítulo de Metrología Legal, se señala que se “amplía la facultad para realizar ensayos, (actualmente sólo tiene la facultad el INTI), para que se pueda ampliar a otros laboratorios públicos o privados, y que se reconozcan ensayos realizados en el exterior”. Actualmente, el INTI es el único laboratorio autorizado para aprobar modelos de instrumentos de medición como balanzas y surtidores.

Como resultado de esta exclusividad, el INTI está sobrepasado de trámites, que pueden demorar hasta dos años, detalla Comercio. “En definitiva, se trata de cambios regulatorios para hacer frente a las nuevas tecnologías y buscar la mayor celeridad preservando la lealtad en las relaciones comerciales y la seguridad para el consumidor”, aseguró Producción.

Reacción empresaria
Sin embargo, fuentes del sector textil, calzado y marroquinería aseguraron a este diario que la medida los afectará, según diálogos que mantuvieron con autoridades de Producción.

Específicamente, en el segmento del calzado, habrá un uso mucho mayor de los ensayos externos en el caso de materiales que se usan para la fabricación de zapatos y zapatillas.

“Estamos cediendo parte de la soberanía productiva si aceptamos únicamente los resultados de un estudio efectuado fuera del país. China es una fábrica de certificados truchos; ya tienen toda la ingeniería armada”, manifestó un empresario textil.

En ninguno de los casos, se espera una reunión para analizar el tema, sino que el sector privado está a la espera de que todo se traduzca en los decretos del Ejecutivo, para actuar en consecuencia. Cabrera afirmó la semana última que “necesitamos mejorar las condiciones de competitividad de toda la economía. Para lograrlo, trabajamos en el Plan Productivo Nacional que tiene 8 pilares. Uno de ellos es la Simplificación”. Y agregó: “Vamos a hacer ahorros equivalentes a un punto de PBI en desburocratización; de esta manera, estamos dando más productividad a toda la economía para avanzar hacia nuestro objetivo de generación de empleo. Simplificar es ir hacia un Estado inteligente, transparente y ágil”.

  • Hoy, reunión con el sector de motos

En el marco de una reunión pautada para hoy a las 12, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, dialogará con representantes del sector de las motos, para analizar medidas que potencien su competitividad.

A partir de los cambios previstos en el proyecto de ley de reforma tributaria, que se aprobaría en sesiones extraordinarias en el mes de diciembre, el 99% de las motos de producción nacional no pagará impuestos internos, ya que sólo lo harán las que superen los 65.000 pesos. Fuentes del sector señalaron hace unos días a este diario que esto debería redundar en una baja de los precios de los vehículos, a partir de enero.