Los gobernadores buscarán unir fuerzas hoy cuando se junten a discutir la propuesta de “acuerdo fiscal” que les acercó la semana pasada el Gobierno nacional. Los puntos críticos que en las provincias como críticos y que frenan la intención de la Casa Rosada de firmar el pacto mañana son: el modo en que se actualizará la compensación a provincias por la eliminación del Fondo del Conurbano y el giro completo del Impuesto al Cheque a Anses, la coparticipación del revalúo fiscal que tendrá lugar el año próximo, el cronograma de bajas de Ingresos Brutos y el financiamiento de cajas jubilatorias provinciales.

La reunión tendrá lugar hoy en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) del centro porteño, y participarán primero los ministros de economía de las provincias opositoras, mientras que luego se sumarán los propios gobernadores. La ristra de planteos que las gobernaciones no oficialistas buscarán definir para plantear ante el Gobierno nacional mañana cuando vuelvan a verse las caras, será principalmente un cambio en el modo de actualización del fondo compensador que ofreció la Casa Rosada por la eliminación del artículo 104 de Ganancias y el giro total de Impuesto al Cheque a la Anses. Para 2018 ese dinero fue calculado en $16.062 millones con una actualización anual por inflación. Los gobernadores opositores, no obstante, buscan que esa actualización se realice siguiente el ritmo de recaudación de impuestos nacional.

Por otra parte, debatirán sobre el plan de reducción gradual del principal gravamen provincial, Ingresos Brutos, y una solución de financiamiento a las 13 cajas jubilatorias no transferidas a la Nación.