Al calor de un mejor clima externo, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cortó ayer una racha de cinco caídas consecutivas con un rebote del índice S&P Merval del 1,1% hasta los 41.340 puntos. Tras el desplome del lunes, los bonos en dólares mostraron un leve rebote que hizo aflojar el riesgo país. Sin embargo, el índice que elabora el JP Morgan sigue al borde de los 900 puntos básicos.

La jornada estuvo marcada por el cambio de tendencia en Wall Street, donde el S&P500 subió 1,4%. Antes de ayer había sufrido una caída del 3% ante el recrudecimiento de la guerra comercial entre las dos principales potencias del mundo y la devaluación del yuan, que activo una huida de los fondos especulativos hacia los activos más seguros. Esto castigó a todos los mercados emergentes y se descargó con más fuerza sobre Argentina, la economía más vulnerable del mundo según Bloomberg.

Tras haber caído 2% en promedio, los títulos de deuda soberana rebotaron 0,5% ayer. El mejor rendimiento fue para el bono centenario, que avanzó 1,3%. Así, el riesgo país cedió 0,8% hasta los 897 puntos. Un nivel muy elevado que, ante la cautela de los inversores, se sostendría en la previa de las PASO. El gran temor de los acreedores es una eventual reestructuración durante el próximo mandato, cuando vencerán unos US$150.000 millones.

En cuanto a las acciones, entre las firmas nacionales que cotizan en Nueva York primó la selectividad, con subas de hasta 4,7% (Mercado Libre) y bajas de hasta 3,7% ( IRSA).

En la plaza local, los mejores resultados fueron expuestos por Banco Macro (4,6%), Grupo Galicia (3,1%) y Grupo Valores (2,2%). El volumen negociado aflojó a $703 millones.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos