El bono centenario en dólares, que vence en 2117, tiene cada vez más demanda. Compras de oportunidad lo llevaron a cerca de los 40 centavos por dólar, el techo por el cual están dispuestos a pagar los fondos buitres. Las razones de un bono que es guardado en las carteras de los CEOs de los tres bancos más importantes del país.

En Wall Street ya apuestan a una reestructuración de deuda de la Argentina. Más temprano que tarde, afirman los expertos en deuda soberana en el NYSE, Argentina deberá sincerar que hay mucha deuda que no se puede pagar, más allá de la que ahora ya están en cesación de pagos -Letes, Lecap, Letcer y Lelinks- y este o el próximo gobierno deberá no solo reperfilar las Leliq y gran parte de los bonos provinciales, sino reestructurar gran la deuda performing, es decir la que hoy se paga regularmente.

Y es que para los grandes administradores del capital -entre los cuales se encuentra Morgan Stanley, Greylock Capital o Blue Sky- la Argentina se ha tornado un destino de bonos baratos y muy deseables. La apuesta de muchos operadores es la siguiente: comprar todos los bonos que cuesten menos de 40 centavos de dólar por billete verde, y sentarse a esperar un posible default o reestructuración de deuda, la cual se resolvería, de acuerdo al análisis de abogados del sector, entre los próximos tres años y con una quita cercana al 50%. En los hechos, eso daría fuertes ganancias para quienes compraran los bonos entre 25 y 30 centavos de dólar.

Pero claro que no todos son especulaciones que provienen de think tanks foráneos: muchos de los operadores de deuda emergente son argentinos residentes en Nueva York que aconsejan a sus compañeros de oficina sobre qué bonos comprar y cuál dejar pasar. Esta semana, por caso, en las mesas de Wall Street el papel más recomendado fue el AC17D, el bono centenario, conocido como USD Centenary en inglés, o nombrado entre quienes lo negocian el bono "Mirtha Legrand" por su nonagenario vencimiento. La razón por el creciente interés del "bono Mirtha" es que muchos apuestan a una baja de tasas en los bonos reestructurados a partir de 2022 y 2023, por lo que la lógica sería aumentar la duration de la nueva cartera argentina reestructurada y que de esta manera la baja de tasas incremente el precio de los bonos, rearmando así una cartera que permita vender bonos de baja duration y comprar otros de alta.

En ese contexto es que los bonos centenarios -los "bonos Mirtha", como cariñosamente lo llaman en las mesas- pasaron de valer 37 centavos por dólar a fines de agosto a subir otra vez por encima de los 40 centavos por dólar la semana pasada, lo que los sacan otra vez de la zona de compra de los fondos que especulan con un futuro default.

Pero lo cierto es que las noticias no viajan solas, y de acuerdo a fuentes del mercado, muchos hombres importantes de la city porteña tienen gran parte de su cartera invertida en el bono centenario. Incluso, afirman grandes operadores, los CEOs de los tres bancos más importantes del país guardan en sus carteras casi un 40% de AC17D. Una decisión arriesgada y extraña para quienes tienen como ley diversificar riesgos y maximizar ganancias.

Ver más productos

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El Papa no soporta hechos de corrupción.

Aumentan las operaciones contra Francisco

Ver más productos