Los resultados de las elecciones PASO se erigieron como un parteaguas, abriendo un tembladeral económico y político sobre la base de la endeblez de la macroeconomía, situación a la que venimos caracterizando como Supercrisis.

La gravedad de la situación económica no permite descartar impactos severos sobre el sistema institucional, toda vez que la inestabilidad del ámbito de las finanzas ampliadas no parece tener posibilidades de contención y, por el contrario, sí de espiralizarse.

El andamiaje de dispositivos sobre el que artificialmente se encorsetó la crisis de los sectores fiscal y externo, no son lo suficientemente fuertes como para seguir sosteniendo la arquitectura edificada por el Gobierno Nacional y el Fondo Monetario Internacional ( FMI).

En los próximos días se revelará con mayor nitidez el nivel de parálisis que afecta a una economía que puede quedarse "sin señales de precios". Ello hace que deba considerarse la posibilidad de eventos de desabastecimiento de distinta magnitud y duración temporal.

Como consecuencia del deterioro acelerado de las condiciones económicas, asistiremos a un serio agravamiento de la situación social, si bien no es descartable que ello provoque conflictos de significación. Siempre que se eviten situaciones de falta de alimentos, la institucionalidad política debería ayudar a darle cause a la disconformidad, canalizándola hacia la regeneración de las expectativas que supone y posibilita la instauración de un nuevo gobierno.

La situación, en síntesis, es gravísima. Los desequilibrios macroeconómicos se profundizan vertiginosamente. Los Déficits Gemelos (tanto el de la Cuenta Corriente del Balance de Pagos como el Déficit Fiscal Total) se han agudizado.

Es en este marco que se expresa la absoluta desconfianza de los tenedores de títulos soberanos, que al desprenderse de ellos inducen a la baja de su precio, elevando el nivel del riesgo país. Dicho indicador alcanzó los 1.946 puntos la semana pasada, su nivel máximo en los últimos diez años.

En igual sentido cotizaron las tasas de interés implícitas en los seguros contra default (Credit Default Swap-CDS), por el temor a que no se cumplan los compromisos internacionales asumidos.

De todos modos...los empresarios deben tomar decisiones

En este difícil contexto, la operación cotidiana de las empresas debe continuar, por lo que recomendamos extremar las precauciones y reducir toda exposición innecesaria.

Es imprescindible cumplir con el precepto de “mantener la empresa en marcha”

Sólo motivos muy fundados, basados en meticulosos análisis, justificarían apartarse de las reglas de la cautela para aprovechar aquellas oportunidades que ofrecen suculentos premios.

El escenario presenta una alta probabilidad de que los acontecimientos deriven en un proceso de disrupción económica que requiera algún tipo de solución institucional, tal como habíamos previsto a comienzos del año, en la Matriz de Riesgos 20191.

Como seguimos...

Tanto las encuestas, como el discurso de "voceros calificados" formadores de la opinión pública, auguraban una disputa electoral reñida.

Hasta el día de la elección inclusive, el oficialismo se mostraba como una opción competitiva que, en virtud de un notorio y público acompañamiento del establishment económico podía, no sin dificultades, revalidar su predominio por cuatro años más.

Teniendo en cuenta que la aparente fortaleza política que lucía el gobierno jugó un papel importante para impedir el completo desmadre de una economía recurrentemente al borde del colapso, no llama la atención la repercusión económica derivada del cambio de la situación política.

Al descorrerse el velo que ocultaba la real gravedad de la situación, quedó en evidencia la magnitud de la Supercrisis que la Argentina enfrenta, que sólo puede ser abordada desde una perspectiva sistémica.

En ese marco, resulta imprescindible cumplir con el precepto de mantener la "empresa en marcha", tanto para los empresarios como para los trabajadores.

Y a su vez, desde la política, el oficialismo tiene que dedicarse a administrar el tiempo que le resta, causando el menor daño posible, mientras la oposición en su conjunto debe encontrar los caminos para proporcionar una alternativa que devuelva a nuestro país a sus cauces normales de funcionamiento.

Sólo así, mediante el sinérgico funcionamiento de un "todo armónico" será posible evitar la anomia2 que, como un destructivo huracán, parecería querer arrasar nuestra Patria.

1 “Primero hay que saber diagnosticar, después planificar y, al fin, gestionar los resultados (primera parte)”, BAE Negocios 24-12-18.
2 Se entiende por anomia al conjunto de situaciones que derivan en la disolución de las normas sociales.

* MM y Asociados

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos