El oficialismo logró ayer firmar un dictamen de mayoría para declarar la validez del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que eliminó el Fondo Federal Solidario, conocido como Fondo Sojero, aunque la oposición pedirá una sesión especial para tratar de derogarlo.

Por ocho firmas contra siete, el oficialismo logró blindar el DNU 756/18 creado en 2009 por la gestión kirchnerista, que estaba conformado con el 30% de lo recaudado por retenciones a la exportación de soja y se coparticipaba de manera automática con provincias y municipios.

En tanto, el presidente Mauricio Macri finalmente restituyó, por decreto, los beneficios de las asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte del país, una medida que había generado un fuerte rechazo.

A través de un decreto publicado ayer en el Boletín Oficial, el jefe de Estado dejó sin efecto la derogación de esos beneficios. La medida había sido suspendida por 30 días después de recibir duras críticas y ahora quedó definitivamente sin efecto.