Luego de la calma que había logrado imprimir entre el lunes y miércoles en el mercado cambiario la decisión del Banco Central de mantener la tasa de referencia por encima del 27% y su confirmación de que continuará interviniendo en la plaza en caso de que lo considere necesario, ayer volvió a recalentarse la demanda de dólares, en una jornada en la que la divisa estadounidense se fortaleció frente a las principales monedas del mundo, a la espera de la reunión de la Reserva Federal la próxima semana.

El dólar trepó 11,5 centavos en el mercado mayorista local ayer, a $20,345, y avanzó casi 10 centavos en promedio en las pizarras de los bancos.

A pesar de la fuerte suba, el BCRA no intervino esta vez en la plaza. Así, ya lleva tres ruedas consecutivas sin participación en el mercado de cambios luego de que vendiera más de u$s522 en 6 días para tratar de ponerle un techo al tipo de cambio en momentos en que la inflación muestra una aceleración –el IPC de febrero registró un crecimiento del 2,4%- y la mayoría de los gremios se encuentran cerrando las discusiones paritarias.

"Renació la demanda de dólares en el mercado de cambios y sin la presencia oficial, el tipo de cambio retomó el sendero alcista rompiendo la barrera de los $20,30 sobre el final de la rueda", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

En el mercado sorprendió ayer que el BCRA no apareciera cuando el dólar alcanzó cerca del mediodía los $20,27, que en las últimas jornadas había sido el nivel que había disparado las ventas oficiales y que los operadores consideraban como el techo establecido por la entidad monetaria.

Según indicó Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios, "sin prisa ni pausa, los compradores de dólares siguen presentes, tanto de bancos, empresas e inversores y van levantando de a poco el tipo de cambio contra el peso", en una plaza en la que el volumen de operaciones creció un 8%, hasta los u$s725 millones.

Desde el lunes pasado el dólar acumula una suba de 14,50 centavos (0,7%) que –según indica Izzo- "coincide con la devaluación de algunas monedas de la región como Chile, Brasil y México".

El índice dólar, que mide a la moneda estadounidense contra otras seis importantes divisas, avanzó ayer un 0,5%, a 90,106. Se trata de la segunda alza consecutiva, ya que los inversores decidieron recortar aún más sus posiciones cortas a la espera de la reunión de la próxima semana de la Reserva Federal de Estados Unidos, en la que se espera que el banco central suba las tasas de interés por primera vez este año.

En línea con el alza del billete, los contratos de futuro de dólar registraron subas ayer en promedio de casi 9 centavos.

En tanto, en el mercado secundario de Lebac la tasa de más corto plazo se mantuvo en el 26,40%, a sólo 5 días de una nueva licitación.