Envueltos en una severa crisis que combina cierres de empresas, despidos y retiros voluntarios, empresas de los sectores más sensibles de la industria adelantaron que no podrán pagar el bono salarial de $5.000 impuesto por el presidente Mauricio Macri mediante el decreto publicado en el Boletín Oficial. Se estima que 400.000 empleados serán los afectados por la crisis productiva que atraviesan las pymes.

De acuerdo con un relevamiento efectuado por BAE Negocios, industriales de la cadena textil, metalúrgicos, autopartistas, empresarios del calzado y de las manufacturas del cuero -entre otros segmentos- coincidieron en que el contexto hace inviable el pago del bono a los trabajadores, con algunas excepciones. Por caso, el secretario general de Camima (pymes metalúrgicas), Aldo Lo Russo, expresó: "nuestro sector se encuentra con baja de ventas del 40%, y con un alto porcentaje de incobrables y estiramiento de la cadena de pagos. Más del 30% de las empresas se encuentran trabajando tres días por semana y muchas adelantan que no van a poder hacer frente al aguinaldo. El bono obligatorio será de muy difícil cumplimiento y está entorpeciendo la negociación paritaria en curso".

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Pro Tejer, Jorge Sorabilla, afirmó que "el bono es justo con los trabajadores. El problema es que el sector (textil) no está en condiciones de pagar nada, trabaja a pérdida y no hay crédito. Salvo descontando (cheque) a una tasa de interés del 70-80%, lo que agrava la situación económico-financiera de las empresas". Asimismo, el empresario marroquinero Raúl Zylbersztein, también presidente de la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires, aseveró que "el articulado del decreto deja a las claras la imposibilidad de hacerlo efectivo en la mayoría de las empresas. Deja un engendro, que le pasa la pelota a los empresarios y trabajadores".

En la misma dirección, el prosecretario de la Cámara Argentina de Fabricantes de Herrajes, Andrés Capriati, manifestó: "Nuestro sector se encuentra con una producción al 50% de la capacidad instalada. Tenemos una caída abrupta de la rentabilidad y eso genera empresas que cierran, suspensiones y algunos despidos. Consideramos necesario recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, pero el gobierno debe hacerse cargo de esos fondos, porque fueron ellos los que diseñaron este plan económico".

En este panorama desolador, que vacía la instrumentación de una medida compulsiva que no incluye fondos del Gobierno, fuentes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) sostuvieron que "es una ayuda la suma no remunerativa; pero necesariamente debe haber alguna cláusula que excluya a muchísimas empresas que no lo pueden pagar. Es fundamental que se contemplen los casos de empresas que están con caída de trabajo". Para Ariel Aguilar (manufacturas del cuero), "está claro que los trabajadores necesitan un bono, pero el Gobierno no llamó a los sectores pymes para consultar si podíamos pagarlo".

Más notas de

Francisco Martirena

El consumo masivo cayó hasta 10% en julio interanual

El consumo masivo cayó hasta 10% en julio interanual

Automotrices y Gobierno avanzarán en la sustitución de partes importadas

Automotrices y Gobierno avanzarán en la sustitución de partes importadas

A diferencia de Brasil, el Gobierno "blindará" industria con aranceles

El Gobierno "blindará" a la industria con aranceles

Consumo de medicamentos cayó hasta 20% interanual en julio

Coronavirus: se vendió 20% menos de remedios en julio

Lácteos: desafío al Gobierno por el cobro de un adicional en el transporte de los productos

Lácteos: desafío al Gobierno por el cobro de fletes

Reunión con automotrices para negociar ventas a Centroamérica

Reunión con automotrices para negociar ventas a Centroamérica

Más de 20 mil autoservicios limitaron las compras a la láctea Mastellone

El precio de la leche, el queso cremoso y los yogures bebibles se reducirán entre 1,5 y 8 por ciento a partir de la semana que viene, en base a un acuerdo que firmó hoy el Gobierno nacional con el Centro de la Industria Lechera (CIL).El acuerdo, que se extenderá por 150 días, fue suscripto este mediodía en la sede de la Secretaría de Agricultura por el titular del área, Miguel Campos, y el presidente de la cámara que aglutina a los empresarios lecheros, Osvaldo Cappelini.La baja de los precios será del 1,50 por ciento en la leche fluida, 5 por ciento en quesos cuartirolo y cremoso y del 8 por ciento en los yogures bebibles.A pesar de que el convenio fue firmado hoy, por cuestiones de comercialización, se verá reflejado en las góndolas y comericios a partir de la semana próxima en los productos de La Serenísima-Danone, Sancor, Molfino, La Paulina, Manfrey, Milkaut, Verónica e Ilolay, firmas que conforman el Centro de la Industria Lechera. Según el texto del acta acuerdo, el objetivo del convenio es

Mayoristas y cadenas provinciales bloquearon compras a Mastellone

Mayoristas y cadenas provinciales bloquearon compras a Mastellone

Los detalles de una reunión secreta del Mercosur

Los detalles de una reunión secreta del Mercosur

Supermercados señalan una "catarata" de aumentos de precios, pero no remarcarán

Supermercados denuncian "catarata" de aumentos, pero no remarcarán