En la primera audiencia pública de cara al tarifazo del gas que regirá a partir de abril, las distribuidoras pidieron ayer un aumento de hasta 35,6% y desafiaron el 30% planteado por el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui. Aunque no lo confirmaron, en la Secretaría ahora admiten que la suba podría ser algunos puntos mayor a lo previsto. Si el Gobierno convalidara el pedido de las empresas, el servicio acumulará un alza del 2.400% desde 2015. Aún resta conocer el tipo de cambio que se utilizará para convertir precio del gas mayorista, dolarizado por el Ejecutivo en 2016, que incidirá en el monto final de las facturas.

En el encuentro realizado en el Centro Metropolitano de Diseño se discutió el cuadro tarifario para el llamado "semestre de invierno" en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, el Litoral y la Patagonia propuesto por Metrogas, Naturgy, Camuzzi, TGS y Litoral Gas. Mañana, en Salta, habrá una segunda audiencia para las empresas que operan en el NOA, el Centro, Cuyo y parte del NEA. El Enargas tendrá hasta 30 días para definir la magnitud de la suba.

Desde abril de 2016, el costo de distribución se actualiza cada seis meses a partir de la variación del índice de precios internos al por mayor (IPIM). Para su presentación, las distribuidoras tomaron los datos del Indec de septiembre a diciembre y proyectaron los de enero y febrero en 1,28%. Finalmente, enero dio 0,6%. Su cuenta acumuló poco más de 21% para el período completo. Pero a ese número le agregaron un suculento plus. Es que en el tarifazo de octubre de 2018 el IPIM de los seis meses anteriores rondaba el 32% tras la megadevaluación, pero el Enargas les reconoció 19,7%. Esa diferencia es lo que pretenden cobrar ahora.

Así, Metrogas reclamó una suba semestral de 35,6% en el cargo fijo para los clientes residenciales y un aumento de entre 31,5% y 32,5% para el cargo variable según el rango de consumo. Naturgy pidió un alza del 35,6% en el cargo fijo y 39,7% en el cargo variable para todos hogares. Mientras que Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur y Litoral Gas solicitaron un promedio de 33,74%.

Los pedidos se ubicaron por encima de lo estimado recientemente por Lopetegui, que busca recortar levemente el tarifazo desde el 35% que había anunciado en diciembre su antecesor, Javier Iguacel. Tras la subasta de gas mayorista de hace 12 días, el funcionario dijo que las tarifas no deberían aumentar más que 30% en el año y, en clave electoral, abrió la puerta a la postergación del tarifazo de octubre para diciembre, tal como ocurrió en 2017.

Sin embargo, consultada por BAE Negocios, una alta fuente de la Secretaría admitió que la suba podría ser mayor: "Creemos que si no es el 30%, será el 32%. No mucho más que eso".

De cualquier manera, nada se definirá antes del 15 de marzo. Es que el tipo de cambio que se fijará para convertir el precio del gas mayorista hasta octubre saldrá del promedio de la cotización oficial de la primera quincena de ese mes. Tanto el Gobierno como las empresas hicieron sus cuentas con un dólar en torno a $39. Suba de tasas mediante, hoy por hoy la divisa acompaña: cedió por cuarta rueda en fila tras la "mini corrida" de la semana pasada. Pero si vuelve a dispararse, el tarifazo podría ser incluso mayor de lo que piden las distribuidoras.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos