El  S&P Merval subió 2,05% hasta los 36.664,24 puntos pero los analistas advierten que se espera un descanso en la suba de activos emergentes.

El índice líder estuvo impulsado por las subas de Mirgor que avanzó 4,78% seguido por los avances de acciones energéticas y financieras. Transener ganó 4,02%; Grupo Supervielle lo hizo en 3,85%, Grupo Financiero Galicia 3,82% y Edenor 3,13%.

En contraposición, terminaron con bajas solo dos papeles Tenaris y Petrobras con bajas de 2,16% y 1,10% respectivamente.

La suba de la plaza local se produjo en un mercado con escaso volumen de negocios, factor que le quita determinación a la suba. 

"Después dos jornadas de importantes bajas, se recuperaron en la víspera las acciones lideres, todo bajo un entorno de reducidos negocios. Fue bastante llamativo lo efectuado por el mercado local, dado que el segmento de renta variable local operó a contramano de los mercados de referencia", señaló Eduardo Fernández analista de Rava Bursátil. 

El especialista indicó que "lo mas llamativo de la rueda, fue el bajo monto operado en papeles privados, que llego a solo $590 millones, un 33% menos que el promedio de los últimos 7 días". 

"Desde lo técnico siguen las señales de cautela para los mercados globales" dijo y resaltó que tanto el FMI como la Comisión Europea, "prevén para 2019 una importante desaceleración de la economía mundial. La semana que viene puede ser de vital importancia, dado que se podría definir la tendencia mediano plazo para la bolsa neoyorquina, y por ende, para nuestro mercado local", concluyó. 

Los bonos en dólares cayeron 50 centavos en los tramos medio y largo de la curva, "deteniendo así el rally evidenciado desde principios de año, en la semana caen 1% promedio punta a punta", señalaron desde SBS Group. 

"Los bonos en pesos terminaron hoy con leves subas y ganaron entre 1 y 1,50% en la semana, en gran medida empujados por el apetito por instrumentos en pesos ante el vencimiento del AF19 (aprovechando esto, Hacienda emitió BONCER 2020 por $15.000 millones).

"Esperando que el rally de los activos emergentes se tome cierto respiro, sugerimos reducir la exposición al tramo largo de la curva soberana en dólares en favor de Letes con vencimiento en 2019. Asimismo, vemos elementos para mantener la exposición a moneda local en torno a 30% de la cartera de renta fija, aunque destacamos que cambios en las condiciones globales o una mayor caída de las tasas reales podrían revivir la volatilidad cambiaria", apuntaron desde SBS Group.