Enviada Especial a Comodoro Rivadavia 

La búsqueda del submarino desaparecido ARA San Juan va por su décimo día y hay muy pocas certezas. Una de ellas es la tarea en conjunto entre Estados Unidos y Argentina en el buque Sophie Siem. 

La plataforma del navío de bandera noruega esta siendo totalmente reacondicionada para poder trasportar al minisubmarino hasta la zona de búsqueda y poder realizar las tareas de rescate pertinentes. Tuvieron que adecuar la cubierta . también le soldaron un brazo hidráulico para operar al minisubmarino.

Además del trabajo de la Armada Argentina y la Marina de Estados Unidos, varias empresas fueron contratadas para colaborar en las tareas contrarreloj que se realizan en el puerto de la ciudad de Chubut. Una de estas compañías que colaboró con la soldadura es Forte S.A., quién estuvo con algunos miembros de la cooperativa Soldartex.

La historia de Soldartex comenzó en octubre del 2016, cuando la empresa textil Guilford dejó 278 personas en la calle en Comodoro Rivadavia luego de decidir cerrar definitivamente la planta. De allí nació un grupo de 18 ex empleados que decidió conformar una cooperativa. 

Gracias a la intendencia de la ciudad, los ex empleados lograron realizar una serie de cursos de soldadura en la empresa Forte, a través de su unidad de negocios de capacitación Aporte. Gracias a la ayuda del Programa Pymes de Pan American Energy, la agencia Comodoro Conocimiento y la Asociación Civil Ingenieros Sin Fronteras, estos trabajadores desempleados lograron crear la cooperativa Soldartex.

Desde la Unidad de Negocios de Capacitación y Entrenamiento de Forte, Diego Segovia contó a BAE Negocios que la actividad sobre el Sophie Siem “fue bastante complejo, ya que había mucha presión desde el punto de vista del tiempo, de las certificaciones y de la calidad, así que se nos pusimos a prueba. El barco requiere de una certificación internacional y nosotros éramos la única empresa local que disponía de estos productos certificados. Nosotros como grupo lo estamos, y todas esas cosas hicieron que hoy pudiéramos estar acá y trabajar”.

Cesar Mansilla, uno de los integrantes de la cooperativa destaca que “es una responsabilidad enorme para nosotros estar acá, es muy bueno poder colaborar desde nuestro lugar en esta búsqueda del ARA San Juan”. Según explica, es la primera vez que trabajaron en un barco, aunque pudieron “aplicar todo lo que habíamos aprendido a lo largo de este tiempo”.

El buque pertence al consorcio conformado por Total Austral, Wintershall y Pan American Sur, subsidiaria de PAE, y está abocado a las operaciones en Tierra del Fuego.