En medio del fuerte temor a una guerra comercial que desató la decisión del Gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de China, el riesgo país argentino se disparó un 2,44%, hasta los 419 puntos.

Inversores internacionales decidieron desarmar ayer posiciones en bonos argentinos para refugiarse en activos de menor riesgo, como los bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que impulsó al alza al índice que elabora el banco JP Morgan.

El temor a una guerra comercial global también golpeó a las acciones locales y el Merval cayó un 1,43 por ciento, hasta los 31.908,22 puntos.

Con un volumen de negocios de 650 millones de pesos en acciones, el principal índice de la Bolsa porteña mostró fuertes retrocesos ayer, entre los que se destacaron Tenaris, con un desplome de 9,66%; Transportadora de Gas del Sur, que perdió 4,28%; y Agrometal, que cedió 3,71 por ciento.

La caída del Merval estuvo en línea con el desempeño de los índices de Wall Street, que registraron su peor caída en seis semanas. El Dow Jones cayó 2,93 por ciento, el S&P 500 cedió 2,52 por ciento y el Nasdaq -donde operan las firmas tecnológicas- perdió 2,43 por ciento.

En paralelo, el HSBC Argentina colocó ayer casi $5.000 millones en obligaciones negociables simples.

Los fondos obtenidos -$4984,83 millones- serán volcados al mercado a través de préstamos corporativos, personales, prendarios y leasing.

"La demanda fue cinco veces superior al mínimo que estábamos buscando y dos veces el monto de la emisión, demostrando que el momento elegido para salir al mercado era el oportuno", señaló Gabriel Martino, CEO de HSBC Argentina.