El ministro del Salud, Ginés González García, informó las cifras del impacto económico que prevé reducir la cartera sanitaria con la aprobación del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo ( IVE). 

Durante la exposición en el plenario de las comisiones de Legislación General, de Salud, de Legislación Penal y de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados, González García indicó que el monto total de inversión que demanda la asistencia a mujeres y disidentes que se someten a prácticas inseguras asciende a $51.902 millones, número 458,87% mayor del segundo desembolso correspondiente a la cobertura del 50% con medicamentos + 25% AMEU y 25% DyC ($9.287 millones).

Por detrás se ubica las interrupciones con 50% con Aspiración manual endouterina (AMEU) y 50% con medicamentos (Alternativas de la Organización Mundial de la Salud) con $6.594 millones; todos los que se realizan por medio de AMEU con $7.281 millones y completan en menor medida aquellos que se ejecutan con la utilización de medicamentos con $5.907 millones. El total de aborto que se practicaron en el país ascendió a 457.553 (Octubre 2020).

El paper que difundió el ministro de Salud señaló además que el escenario de egresos hispitalarios por abortos totales que se registró en 2017 trepó a 38.599, con una mayor concentración de la práctica en Salta con 89,3% por cada 100.000 habitantes. Formosa y Catamarca completaron los tres primeros lugares con 89,2% y  61,0% respectivamente y Corrientes culminó con 4%, el indicador más bajo a nivel federal.

Al hacer el cruce entre el promedio nacional, 38,5% es la cifra que se desprende del informe por cada 100.000 habitantes.

"El uso de aguja, percha y tallo de perejil está llena de riesgos, y el ingreso hospitalario por abortos es enorme, aunque está descendiendo y es un hecho alentador. ¿Saben por qué es eso?, por la innovación: se llama misoprostol", destacó el funcionario.

Finalmente González García repasó la inversión en insumos de salud sexual y reproductiva ejectuda en este 2020 que asciende a $1.450 millones y que dispone:

  • 4.259.290 ANTICONCEPTIVOS HORMONALES ORALES (ACO)
  • 1.810.018 ANTICONCEPTIVOS HORMONALES INYECTABLES
  • 378.456 ANTICONCEPTIVOS HORMONALES DE EMERGENCIA (AHE)
  • 102.200 DIU
  • 1116.200 IMPLANTES SUBDÉRMICOS 
  • 6.789.312 PRESERVATIVOS
  • 113.630 MISOPROSTOL
  • 326.575 TEST DE EMBARAZO

Por su parte, la subsecretaria de Medicamentos del Ministerio de Salud de la Nación, Sonia Tarragona, amplió el carácter económico que implacaría la despenalización del aborto en Argentina: 

"Si se legaliza, el ahorro para el Estado es de 10.000 millones de pesos al año aproximadamente", detalló este miércoles la funcionaria durante la tercera jornada de exposiones en la Cámara baja. 

Tarragona también explicó los costos actuales de someterse a un aborto tienen su coorrelato en erogaciones privadas (gastos de bolsillo de la mujer o disidente), costos de atención en el sistema de Salud, derivados del tratamiento de las consecuencias de prácticas inseguras, y costos asociados que responden a consecuencias psicológicas, emocionales, económicas y laborales.