La Afip extendió hasta el 30 de septiembre la vigencia de distintos beneficios fiscales para aliviar el impacto económico de la pandemia, que incluyen a Pymes, monotributistas y autónomos.

Con ese objetivo, el organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont prorrogó durante un mes la suspensión de los embargos para las pequeñas y medianas empresas ( Pymes) y extendió la decisión de no iniciar ejecuciones fiscales.

Asimismo, la Afip dispuso sostener durante septiembre un conjunto de medidas referidas a los planes de facilidades de pago para empresas, monotributistas y autónomos, tal como figura en las resoluciones generales 4802/2020 y 4806/2020 publicadas hoy en el Boletín Oficial.

  • Planes de Facilidades de Pago Permanentes: Extiende los beneficios en materia de tasas de interés, cantidad de cuotas y calificación de riesgo previstos para la “adhesión temprana” a planes permanentes.
  • Condiciones para regularizar obligaciones: No se considerará la categoría del Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER) de las personas humanas que tramiten planes para regularizar obligaciones de los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales. Permite regularizar dichas obligaciones en hasta tres cuotas y con un pago a cuenta del 25%, sin que los contribuyentes se vean condicionados por su perfil de riesgo.
  • Régimen de facilidades de pago de planes caducos: Prolonga la adhesión al nuevo plan de pagos que permite regularizar las obligaciones impositivas, aduaneras y de la seguridad social provenientes de planes caducos. La medida alcanza a empresas, monotributistas y autónomos.