El director de la consultora PxQ y ex viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, destacó que la actual megacrisis pone en riesgo un total de 11.000.000 de puestos de trabajo precarios. En esa línea afirmó que el Gobierno debe reforzar las medidas para sostener el empleo, que por ahora están enfocadas en el trabajo registrado, y especialmente en apuntalar los ingresos.

A través de un informe de PxQ, señaló: "Los mayores riesgos de la crisis actual sobre el mercado laboral son la profundización de la caída del empleo y el aumento de la precarización. En la medida en que no se controle la pandemia hay ciertos sectores del empleo registrado que seguirán viéndose muy afectados y, a la vez, hay cerca de 11 millones de puestos de trabajo entre no asalariados y asalariados no registrados que están en riesgo ya que no gozan de la protección de la ley antidespidos".

Y además agregó: "Hoy en día es clave reforzar las medidas del Estado para sostener el empleo y los ingresos mientras dure la pandemia y recién retirar estas partidas una vez que la economía entre en fase de recuperación, apuntalando con crédito. La única forma de ponerle un piso a la recesión será ponerle un techo al desempleo".

El informe comparó la dinámica del empleo y los salarios, es decir la variación de cantidades y precios, de las crisis económicas locales de los últimos 25 años. La gran diferencia respecto a la actual, más allá de que esta implica un doble shock de oferta y demanda, es que se monta sobre un escenario de ajuste previo, que arrancó a principios de 2018 con las megadevaluaciones. A la precarización de los puestos de trabajo, que hoy dejó a 11.000.000 de puestos sin paraguas frente a la crisis sanitaria, se le sumó una caída de 20% en el salario real.

En ese sentido, afirmó: "No hay que perder de vista que entre 2016-9 la creación de empleo privado estuvo traccionada principalmente por el empleo asalariado no registrado y el empleo no asalariado, los cuales vienen creciendo a una tasa anual promedio de 2,5% en los últimos 3 años. Al cuarto trimestre del 2019, el 60% de los puestos de trabajo del sector privado eran asalariados no registrados o no asalariados, casi 10,6 millones. Los sectores con mayor riesgo por los efectos del COVID-19 son justamente sectores que tienen una baja participación de asalariados registrados. En el comercio solo 3/10 puestos de trabajo son asalariados registrados y en hoteles y restaurantes 4/10. Esto pone sobre la mesa otro factor de riesgo que todavía no está siendo reflejado en los datos. La construcción plantea un caso particular: entre 2018-9, como ya se señaló, los puestos de trabajo asalariados registrados cayeron cerca de 11%".

Y remató: "En cuanto al salario real, la contracción fue de 20%, afectado por traslado a precios del aumento del tipo de cambio sin su correlato en las remuneraciones a los trabajadores".