Este martes el titular de la Agencia de Recaudación bonaerense ( ARBA), Cristian Girard, aseguró que el gobierno provincial buscará implementar una nueva estructura tributaria “que reduzca la presión impositiva en los sectores de menor facturación”, como las pymes y los comercios, para potenciar la actividad económica tras la pandemia del coronavirus (Covid-19).

“Estamos pensando en una estructura tributaria que reduzca muchísimo la presión impositiva en los sectores de baja facturación, en los comercios, los profesionales independientes, las pymes”, sostuvo el funcionario.

En declaraciones a radio La Plata, Girard dijo que “la idea es que ganen peso los impuestos patrimoniales en detrimento de los impuestos a tasa a la actividad para que haya mayor margen de maniobra, más allá del ciclo económico”.

Agregó que, de lo contrario, “cuando la economía viene a la baja cae la recaudación porque caen esos sectores y cuando más recursos necesita la provincia para hacer alguna política contracíclica menos recursos tiene”.

“Creemos que lo que hay que hacer es ir a buscar los recursos en los sectores más concentrados de la economía y sobre todo lo que hay que hacer es darle más peso a los impuestos patrimoniales con una estructura progresiva donde paguen más los que más patrimonio tienen”, graficó.

Para Girard, ese esquema “nos va a permitir por un lado reducir la presión impositiva en los sectores productivos, en particular de los sectores pymes que son lo que motorizan la creación de empleo en la provincia y en la Argentina, pero, por otro lado, en cuanto a los ingresos nos va a dar mayor estabilidad”.

Puntualizó que diseñar una estructura tributaria en base a los bienes patrimoniales “nos permitirá liberar la presión financiera de recaudación que hoy está apoyada sobre todo en las espaldas de las pymes, lo cual explica que los últimos cuatro años hayan cerrado tantas pequeñas empresas en la provincia de Buenos Aires”.

“Estamos pensando la Provincia para cuando esté controlada la pandemia y en ese contexto que sepan las pymes y los comercios que nosotros contamos con ellos para retomar el crecimiento, la generación de empleos y la mejora en las condiciones de vida y por eso entendemos que es importante que el gobierno de la provincia ponga su granito de arena y que el esfuerzo no sea siempre del sector privado”, concluyó.