Las fake news acerca de la inminencia de un corralito generaron algunos miedos y tuvieron impacto en los depósitos en dólares, en las primeras jornadas de la semana, aunque ese efecto se moderó levemente con la llegada de diciembre y la posibilidad de comprar USD200 mensuales, que en primera instancia se quedan en las cuentas. Pero, además, en noviembre se registró una caída de 1,3% real mensual en los plazos fijos en pesos, similar a la de octubre, lo que tiene potencial para generar presiones sobre las cotizaciones paralelas del dólar, sumándole nubarrones a la precaria situación cambiaria actual.

Los plazos fijos tradicionales llegaron al 29 de noviembre con un nivel promedio de $3.243.663 millones, lo que implicó una mejora de 1,6% nominal respecto a los 3.192.120 millones con los que promedió octubre. Teniendo en cuenta la inflación de 3% que se espera para noviembre y que será publicada por el Indec el 14 de diciembre, la contracción llega al 1,3% real. En octubre se había observado una caída idéntica desestacionalizada. Antes de eso, durante el tercer trimestre, se habían visto puras alzas. Ahí, sumando la cuestión de los plazos fijos en pesos y la de los depósitos en dólares que no dejan de caer, hay un doble peligro para la dinámica de las reservas. Los plazos fijos que ajustan por CER cayeron 4,3% real mensual en noviembre, con una baja ya incluso nominal de 1,4%.

Desde Equilibra destacaron que los depósitos privados en pesos en general vienen creciendo por arriba de la inflación, al 4% nominal mensual. Esa suba, teniendo en cuenta el nivel por debajo de la inflación de los plazos fijos, se viene dando porque los que traccionan son los depósitos a la vista, con un crecimiento de 7% nominal mensual. 

Al respecto señalaron: “Esta preferencia por la liquidez implica que unos $30.000 millones migraron desde colocaciones a plazo hacia cuentas a la vista, es decir USD150 millones al precio del paralelo, y podrían potencialmente volcar una presión adicional sobre el mercado de cambios, principalmente en el financiero”. 

Un informe reciente de LCG puso la lupa en esta cuestión y destacó la existencia de cierto círculo vicioso: la brecha opera generando expectativa de devaluación, eso se puede convertir en profecía autocumplida si, para cubrirse, los depósitos a plazo se retiran y se van a dólar financiero, agrandando aun más la brecha y generando aun más inestabilidad en lo esperado.

Afirmó al respecto: “Sobre lo que hay que prestar atención es acerca de la caída registrada en términos nominales de plazos fijos en pesos en el segmento minorista. El desarme de plazos fijos puede estar vinculado con una brecha más elevada que alimenta la incertidumbre. La preocupación aquí es que el aumento de la brecha no provoque una espiral de desarme de depósitos-aumento de demanda de dólares, ya que en ese caso la brecha podría no estabilizarse si quiera en niveles altos. Vale la pena recordar que el excedente de liquidez se ve en los más de 10 puntos del PBI en pasivos remunerados del BCRA”. 

Por el lado de los depósitos en dólares, hace rato se viene observando una dinámica de goteo. Durante todo el tercer trimestre, estuvieron estabilizados en torno a USD16.350 millones, en promedio. Desde octubre comenzaron a descender de a poco y pasaron de un stock de USD16.351 millones el 30 de septiembre a otro de USD15.759 millones el 26 de noviembre. La cosa empeoró el lunes 29 de noviembre, luego de las fake news que interpretaron la baja de posición global neta en dólares de los bancos, a niveles neutros, es decir con absoluta cobertura de los depósitos, como la inminencia de un corralito. 

Por eso, desde Equilibra explicaron detallaron que en los últimos dos días de noviembre se fueron USD600 millones de los depósitos en moneda extranjera. Luego, ya con diciembre arrancado y la posibilidad de acceder a dólares vía homebanking habría servido para retrotraer parcialmente esa dinámica.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El BCRA cerca de terminar enero como vendedor de reservas

En la segunda quincena del mes, el BCRA tuvo que salir a cubrir la demanda de importadores

Se debatirá el ítem que explica el 50% del ajuste que se viene

El secretario de Energía, Darío Martínez

El crecimiento fue de al menos 10% en 2021

El crecimiento fue de al menos 10% en 2021

La industria terminó el 2021 alargando su crecimiento

La industria terminó el 2021 alargando su crecimiento

El BCRA vuelve a vender dólares y tiene reservas netas hasta febrero

El BCRA vuelve a vender dólares y tiene reservas netas hasta febrero

En diciembre saltaron las importaciones y el superávit comercial fue mínimo

Las importaciones crecieron 59,1% interanual en diciembre

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria