La inflación logró hilar dos meses consecutivos de desaceleración y se espera que continúe en esa senda. En marzo hizo pico y fue de 4,8%, en abril fue de 4,1% y en mayo de 3,3%. La pregunta es si logrará romper el piso de 3% en los próximos meses, pero lo cierto es que, de cualquier forma, la expectativa es que quede por debajo del promedio de 4% del semestre noviembre-abril. El Gobierno plantea una nueva meta de 33% anual que, igual que la de 29%, luce imposible de cumplir, ya que implica una mensual de de 1,3% hasta fin de año.

La inflación interanual aceleró 2,6 puntos. Llegó al 48,8% y es el punto más alto desde febrero del año pasado. La explicación es estadística: en mayo del 2020 la suba había sido de apenas 1,5%. El 3,3% de este año reemplaza a ese número en el cálculo. La expectativa generalizada es que llegue a fin de año bastante por encima del 33% que espera el Gobierno: se proyecta que esté por encima de 45% y por debajo de 50%. 

El investigador de la Fundación para el Desarrollo Urbano Sustentable (Fundus) Hernán Herrera tiene un trabajo interesante al respecto. En base a los datos del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE), del Ministerio de Trabajo, la inflación promedio del Indec y de los privados para los años más polémicos en lo metodológico, logró establecer que, históricamente, y en particular desde 2002, una inflación promedio de 28% parece ser el punto clave para saber si los salarios podrán ganarle a la inflación. Cuando la inflación estuvo por encima, los salarios perdieron. Cuando estuvo por debajo, ganaron.

Explicó al respecto: “Abajo de 28% hay mayor posibilidad de ganarle a la inflación pero siempre dependiendo de la actividad y el empleo. Y por arriba de 28% no hay actividad que te salve y cae el salario real. Esto es en promedio, por supuesto, los sindicatos con más poder para negociar pueden ganar”. 

Para lograr la nueva meta de 33% que planteó el ministro de Economía, Martín Guzmán, la inflación debería ser de un 1,3% mensual que luce imposible de alcanzar. Para Herrera, al margen de esa discusión acerca de la meta, hay que apuntarle al 2,1% mensual necesario para que los salarios empiecen a recuperar y generen una tracción en el consumo y la actividad económica. “Hasta ese número hay que perforar”, sostuvo.

Para las consultoras la pregunta es si se logrará perforar o no el 3%, aunque hay coincidencia con el Gobierno en el diagnóstico de que el ancla del dólar y de las tarifas permitirá algo más de desaceleración en los próximos meses. 

Lo que proyectan las consultoras para la inflación

Desde ACM afirmaron: “Para los próximos meses esperamos que la inflación continúe desacelerándose incluso pudiendo romper los niveles del 3% mensual. En este sentido, la compleción de los ajustes en combustibles sumado al impacto rezagado que tiene la política monetaria contractiva del primer cutrimestre y la desaceleración del ritmo devaluatorio serían los principales drivers. Por otro lado, existe una inercia inflacionaria y ciertos ajustes pendientes como es el caso de telecomunicaciones y el gas que podrían traccionar el índice de junio. En consecuencia, estimamos un inflación para junio en torno al 3,1%”. 

Coincidieron desde Ecolatina: “Proyectamos que la inflación rondará el 47% en 2021. Teniendo en cuenta que la inflación acumularía una suba en torno al 25% en el primer semestre, la suba de precios debería promediar alrededor de 2,7% entre julio y diciembre para alcanzar nuestra proyección, algo que podría lograrse utilizando el tipo de cambio y las tarifas como ancla, a costa de postergar ajustes para el año entrante. Por este motivo, es difícil que también en 2022 la inflación esté por debajo del 40%”. 

Desde LCG sostuvieron: “Sin aumentos puntuales como se daban en los primeros meses del año, por ejemplo en Combustibles, y con una política cambiaria más agresiva , con depreciación de 21% anualizada, esperamos alguna moderación del índice general en los próximos meses. Proyectamos registros que promedian el 3% mensual en el segundo semestre del año, lo que, aún así, dejaría una inflación cercana al 50% anual a diciembre 2021”. 

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El Tesoro quiso estirar vencimientos y el mercado lo castigó

El Tesoro quiso estirar vencimientos y el mercado lo castigó

La recaudación tributaria cayó 4,1% real

La recaudación tributaria cayó 4,1% real

El primer semestre fue una lluvia de dólares ¿Y ahora?

El primer semestre fue una lluvia de dólares

Pese a que el consumo sigue flojo, la actividad creció en junio

Pese a que el consumo sigue flojo, la actividad creció en junio

Finanzas priorizó aliviar los vencimientos de corto plazo

Finanzas priorizó aliviar los vencimientos de corto plazo

Tras dos meses de racha, el BCRA tuvo que vender dólar oficial

En las últimas jornadas, el BCRA ya desaceleró bastante el ritmo de adquisición de dólar oficial

El consumo cayó en mayo y el Gobierno busca impulsarlo

El consumo cayó en mayo y el Gobierno busca impulsarlo

Los envíos al Tesoro ya son la principal fuente de emisión

Se aceleró el ritmo de impresión de billetes en julio

La inflación de los pobres volvió a pegar un salto en junio

La inflación de los pobres volvió a pegar un salto en junio

Sigue en baja: el PBI cayó 0,7% en lo que va del 2021

Sigue en baja: el PBI cayó 0,7% en lo que va del 2021