El redireccionamiento de recursos de Coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires acumula 537 millones de dólares y hubiera alcanzado para adquirir casi 54 millones de dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, señaló la consultora Aerarium.

El cálculo que llevó adelante la firma dirigida por Paulino Caballero y Guillermo Giussi, dos ex funcionarios del Ministerio del Interior durante la gestión de Rogelio Frigerio, será uno de los argumentos que presentará el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, el próximo martes 18 de mayo, cuando se reuna con los ministros del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, y de Economía, Martín Guzmán.

La empresa destacó el volumen del "recorte" y lo relacionó con la necesidad de proveerse de vacunas, al poner de relieve el "contraste en la evolución de las transferencias por coparticipación", cuyo promedio general de 101,4% de crecimiento nominal (38,6% real) en doce meses esconde dos realidades contrapuestas: las 23 provincias aumentaron 107,8% y la Ciudad de Buenos Aires cayó 19,1%.

"Las modificaciones en el marco normativo generaron que durante abril la pérdida de recursos para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ascienda a un nuevo récord de $8.019 millones, llevando a $46.173 millones el acumulado desde septiembre", indicó Aerarium en su análisis.

Además, advirtió que ese monto equivale a "85 millones de dólares durante el mes de abril y 537 millones de dólares para todo el período, monto que le hubiera permitido al GCBA adquirir casi 54.000.000 de dosis de Sputnik V, suficientes para vacunar 9 veces a la población porteña con las dos dosis requeridas".

En este punto, la firma alertó que "la Ciudad de Buenos Aires cuenta con aproximadamente el 6,5% del total de la población de la Argentina y aporta alrededor del 15% del Producto Interno Bruto, pero el nuevo esquema de distribución de recursos coparticipables le asigna un 2,38%, inferior al 5,70% que percibió hasta septiembre de 2020".