Las personas que fueron infectadas por coronavirus (Covid-19) generan un ejército de anticuerpos y algunos informes detallan que el 90% de los pacientes que transitaron esta enfermedad mantienen una respuesta estable de inmunidad.

El profesor de vacunología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, Florian Krammer, quien dirigió el equipo del estudio indicó en un comunicado: "Si bien se han publicado algunos informes que dicen que los anticuerpos contra este virus desaparecen rápidamente, hemos descubierto todo lo contrario: que más del 90% de las personas que estaban leve o moderadamente enfermas producen una respuesta de anticuerpos lo suficientemente fuerte como para neutralizar el virus, y la respuesta se mantiene durante muchos meses".

Estudios realizados sobre la inmunidad

El estudio se basó en un análisis realizado a 30.000 personas que dieron positivo al coronavirus en el Sistema de Salud de Mount Sinai entre marzo y octubre.

Caracterizaron sus respuestas de anticuerpos como bajas, moderadas o altas. Más del 90% tenía niveles moderados a altos de anticuerpos contra la proteína de pico del virus, la estructura que usa para agarrar las células que infecta, según informa el sitio de la CNN.

Paso siguiente, evaluaron a 121 pacientes que se recuperaron y donaron su plasma, otro estudio a los mismos pacientes tres meses después de que desarrollaron los primeros síntomas de Covid-19, y luego nuevamente cinco meses después.

Como resultado, vieron una disminución en algunos anticuerpos, sin embargo otros persistieron, según informó la revista Science.

La directora de pruebas clínicas de anticuerpos en el Hospital Mount Sinai, Ania Wajnberg, sostuvo que "la concentración de anticuerpos séricos que medimos en individuos inicialmente probablemente fue producida por plasmablastos, células que actúan como primeros respondedores a un virus invasor y se unen para producir episodios iniciales de anticuerpos cuya fuerza pronto disminuye".

"Los niveles sostenidos de anticuerpos que observamos posteriormente probablemente sean producidos por células plasmáticas de larga duración en la médula ósea. Esto es similar a lo que vemos en otros virus y probablemente significa que están aquí para quedarse". informó la especialista.

En ese marco, Wajnberg informó:"Continuaremos siguiendo a este grupo con el tiempo para ver si estos niveles permanecen estables como sospechamos y esperamos que lo hagan".

Los anticuerpos no son la única protección que ofrece el sistema inmunológico contra las infecciones, pero son una primera línea de defensa importante mientras se desarrolle una vacuna eficiente contra la enfermedad.

"Aunque esto no puede proporcionar evidencia concluyente de que estas respuestas de anticuerpos protegen de la reinfección, creemos que es muy probable que disminuyan la razón de probabilidades de reinfección", aseguró el equipo de investigación.