Las autoridades del Banco Central volverán a reunirse este martes al mediodía con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA), en medio de las mayores dificultades para importar que salieron a advertir desde algunos sectores y de la nueva normativa que modificó la forma de pago de los bienes comprados en el exterior, que vencerá a fin de octubre.

El titular de la autoridad monetaria, Miguel Ángel Pesce, se verá las caras con la mesa chica de la UIA, que preside Daniel Funes de Rioja, en el marco de la ronda de diálogo con representantes del establishment que impulsa el Gobierno. Será un almuerzo en la sede de la entidad empresaria y la intención oficial es escuchar los reclamos de los dirigentes fabriles para a partir de ahí perfeccionar las reglamentaciones que rigen para el comercio exterior y el mercado cambiario.

En ese sentido, el malestar creciente quedó expuesto durante la semana pasada cuando desde la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) difundieron una encuesta que señalaba que el 50% de las empresas del sector había tenido problemas para traer mercadería del exterior. Aunque en este caso apuntaban al Sistema SIMI, que maneja el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Lo cierto es que a comienzos de octubre, la autoridad monetaria obligó a que los giros por la mercadería ingresada se realicen a partir del despacho a plaza de los bienes en el caso en que el valor pagado fuera superior al que efectivamente se trajo al país, lo cual afectó a cerca del 13% del total de la mercadería extranjera.

Por lo pronto, el cambio de régimen para el pago de importaciones que vence a fin de mes le sirvió al BCRA para revertir las ventas con las que había terminado septiembre. A partir del 6 de octubre, pasó de desprenderse de más de USD600 millones por semana a volver a comprar a un ritmo interesante para esta altura del año, cuando ya se terminó de liquidar la cosecha gruesa y en medio del tramo final de la campaña electoral. En este punto influyó también lo que vuelcan al mercado cambiario los propios exportadores, también los de servicios englobados dentro de la "economía del conocimiento", confiaron a BAE Negocios fuentes oficiales. Incluso, cuando el Central entra en racha compradora se genera una suerte de efecto contagio, que persuade a los exportadores de guardarse los dólares a la espera de una devaluación en el tipo de cambio oficial que, por el momento, no va a llegar.

Parte de la reunión de este martes girará en torno esa normativa, que a partir de su anuncio había disparado la agenda del encuentro. "Lo que no queremos es que no se importen cosas que no sean necesarias. La prioridad de los dólares la tiene el sector productivo", insistieron desde un despacho oficial, en donde no vislumbran un aflojamiento del cepo para atesoramiento, al menos para el 2022.

Por el contrario, la liberación paulatina de los controles vendrá de la mano de un mayor impulso a las ventas al exterior, que este año regresarán a un valor de USD70.000 millones y el próximo, aún por arriba de esa cifra, según figura en las planillas que los funcionarios presentaron al FMI en la visita de la semana pasada.

Más notas de

Ignacio Ostera

Cómo es el flujo de fondos multilaterales previsto para 2022

Cómo es el flujo de fondos multilaterales previsto para 2022

En su último round preelectoral, Economía tomó deuda por $68.000 millones

Guzmán entró en la recta final del programa financiero

Pese a dudas de bancos, BCRA y CNV avanzan para captar dólares del turismo

Funcionarios se vieron de forma virtual con representantes del sector hotelero y bancario

Inversores buscan refugio en acciones e impulsan el Merval

Las empresas sorprenden con ganancias en sus cotizaciones

El Gobierno pagó USD390 M al FMI y apunta a la próxima reunión de Directorio

Maratónica jornada en Roma

El Central habilita un "dólar turista" para extranjeros y flexibiliza cepo importador

Telam, Buenos Aires, 15 de septiembre de 2020: El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, anunció esta tarde que la compra de dólar ahorro tendrá a partir de mañana un recargo del 35% en concepto de retención del impuesto a las Ganancias y que las operaciones con tarjetas de credito que se realicen en el exterior tambien serán computadas dentro del cupo de los 200 dólares mensuales.Foto: Raúl Ferrari/cf/Telam

Guzmán ya vuela rumbo a Roma y el FMI insiste en una reforma laboral

Segundo encuentro en un mes entre el funcionario y la titular del Fondo

Reorientan partidas para pagar deuda y subsidiar energía

La Secretaría de Martínez, con mayor crédito para gastos

Con una batería de siete títulos, Economía sale a renovar deuda

El equipo de Guzmán ofrecerá por segunda vez una Lelite

Preocupa al gobierno y bancos privados la falta de demanda de créditos

Pesos: bancos ofrecen líneas, pero no las toman