La línea ferroviaria Urquiza Cargas transportó durante los primeros cinco meses de 2022 el mayor volumen en 10 años al alcanzar las 188.597 toneladas. En efecto, desde la empresa Trenes Argentinos Cargas (TAC) reseñaron que desde el Plan de Modernización del Transporte Ferroviario, la línea mesopotámica operada por TAC con cabeceras en la localidad misionera de Garupá y en la bonaerense de Zarate, tuvo su mejor registro en una década al cerrar mayo con una carga de 48.528 toneladas, un 46% más que el mismo mes en tiempos pre pandémicos.

“Entre enero y mayo se despacharon 119.318 toneladas de piedra con origen en Corrientes y destino Buenos Aires, producto que acaparó el grueso de las cargas, seguido por las frutas con 44.860 toneladas, cargadas en su mayor parte en Entre Ríos”, informaron desde TAC. Las estadísticas también comprenden el transporte de trigo, con 7.766 toneladas distribuidas en territorio entrerriano; cemento, con 10.074 toneladas en tráfico ascendente Buenos Aires a Misiones combinado con el de pasta de celulosa con 6.579 toneladas.

En esa empresa destacaron que varias aristas de la actual gestión explican la creciente demanda de los clientes de la traza mesopotámica. Por un lado, la inversión en infraestructura férrea, con cuatro obras en ejecución de mantenimiento liviano en distintas localidades de Entre Ríos, lo que mejora los tiempos de traslados.

“A su vez, por un hecho inesperado como fueron los incendios forestales ocurridos para marzo en Corrientes -y que dejaron más de un millón de hectáreas afectadas- se reconstruyó el paso entre Santo Tomé y Torrent para fines de abril con la colocación de 6.000 durmientes y recambio de vías.

Dentro del panorama citado realzaron la incorporación de personal, que con el ingreso de 14 ayudantes de maquinistas, permitió una rotación mayor y evitar demoras en los trenes.