La nueva propuesta oficial que este lunes el Gobierno envió a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés) despertó optimismo en el mercado acerca de la posibilidad de alcanzar un acuerdo con los acreedores y avanzar en el canje de USD66.200 millones de deuda externa. Dos de los fondos más dialoguistas ya comunicaron su adhesión y surgieron señales importantes desde algunos pesos pesados de Wall Street. Aún resta saber cómo jugarán el hostil BlackRock, el mayor administrador de fondos de inversión del mundo liderado por Larry Fink, y sus aliados de los grupos Ad Hoc y Exchange. Mientras, el Ejecutivo comenzó a desplegar una estrategia múltiple con la intención de romper esa coalición y captar grandes bonistas con poder de arrastre, al tiempo que intenta ablandar a Fink.

En los despachos oficiales hay buenas expectativas aunque también cautela. El objetivo es alcanzar las mayorías necesarias para activar las cláusulas de acción colectivas (CAC), del 66% en los bonos emitidos por Mauricio Macri y del 75% en los de la reestructuración de 2005, y poder avanzar en un canje generalizado ya que de conseguirse ese piso de adhesiones todos los tenedores se verían obligados a ingresar y no habría riesgos de litigios en Nueva York. Una tarea más que compleja pese a la suba en los pagos ofrecidos en más de USD10.000 millones desde abril, entre otras concesiones legales y financieras.

Fintech, del mexicano David Martínez, y Gramercy fueron los primeros fondos en respaldar públicamente la nueva oferta. En un comunicado conjunto, confirmaron lo que ya le habían adelantado el ministro de Economía, Martín Guzmán: “Esperamos apoyar la oferta de Argentina”. A ellos se espera que se sume pronto el Comité de Acreedores de Argentina, liderado por Hans Humes, de Greylock, o al menos el grueso de sus integrantes.

En paralelo, el Gobierno busca incorporar a algunos peces gordos al acuerdo que lo ayuden a traccionar a otros acreedores de menor peso tanto dentro de los tres grupos como entre los jugadores sueltos, que poseen cerca del 60% del stock total de deuda a reestructurar. Uno de ellos es Pimco, el mayor tenedor no agrupado con unos USD2.000 millones, con quien Economía encaminó la relación tras darle salida del Botapo 2020 en pesos a través de las nuevas subastas de bonos en dólares que comenzarán el próximo mes.

Fue sintomático que Mohamed El-Erian, uno de los hombres más valorados por el establishment financiero global, respaldara la nueva oferta en un artículo de opinión en Bloomberg. Allí, el exdirectivo del fondo californiano y actual jefe de asesores de Allianz, dueña de Pimco, dijo que la propuesta “ofrece un gran avance” y que “merece apoyo”.

Con su ingreso, Pimco podría destrabar a otros bonistas importantes, como Fidelity y T. Rowe, que integran el grupo Ad Hoc pero no se muestran tan duros como BlackRock y Ashmore, afirman fuentes del mercado.

Con todo, la clave para activar las CAC pasa por evitar una negativa en bloque de los grupos Ad Hoc y Exchange, que hasta ahora se movían en conjunto. Entre los dos reúnen alrededor del 30% y tienen poder de veto sobre los bonos del canje 2005 y algunos puntuales emitidos por Macri. Es por eso que el Gobierno busca llegar a Fink a través del Tesoro estadounidense.

Pero, al mismo tiempo, apunta a quebrar la alianza entre los dos grupos más hostiles a través de una fuerte suba en la oferta para los bonos Discount –del canje 2005- hasta un valor de USD60 por cada USD100, muy por encima del promedio de USD53,5 ofrecido a los títulos M. En los Par la diferencia entre lo propuesto y el pedido de los bonistas ya era muy pequeña. “El pragmatismo del Gobierno observado en relación al tratamiento de Pares y Discos es una movida muy certera que podría ser un game changer. Traer a los bonistas más duros y acercarlos a un deal intenta ser un quiebre al bloqueo dispuesto por Ad Hoc y Exchange”, consideró la consultora Delphos en un informe especial.

Por lo pronto, ambos grupos no emitieron aún su tradicional comunicado conjunto tras la presentación de las ofertas oficiales. Consultadas por este diario, fuentes de Ad Hoc evitar precisar si habrá una pronta declaración.

Entre tanto, el mercado celebró la suba de más de USD13 desde la propuesta inicial de abril con una importante alza de los bonos y las acciones. Los títulos públicos en dólares treparon hasta 11,8% y el riesgo país bajó 5,7% hasta los 2.399 puntos básicos. Los ADR de empresas argentinas que cotizan en Nueva York se dispararon hasta 39,8%.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Canje local: Economía definió el tipo de cambio de hoy como referencia para la pesificación

Canje local: Finanzas definió el tipo de cambio de hoy como referencia para la pesificación

Tras el acuerdo con los bonistas, el Gobierno apura el round más duro: la renegociación de la deuda con el FMI

Tras el acuerdo con los bonistas, el Gobierno apura el round más duro: la renegociación de la deuda con el FMI

Guzmán incorporará al canje local las mejoras a la oferta externa del acuerdo con los bonistas

Guzmán incorporará al canje local las mejoras a la oferta externa acordadas con los bonistas

Deuda: el Gobierno confía en activar las CAC y lograr un canje generalizado

El Gobierno confía en lograr un canje de deuda generalizado

Punto por punto: cómo es la oferta que posibilitó el acuerdo de deuda con los bonistas

Punto por punto: cómo es la oferta que posibilitó el acuerdo de deuda con los bonistas

Kicillof extendió el plazo de negociación de la deuda bonaerense hasta el 14 de agosto

Kicillof extendió el plazo de negociación de la deuda bonaerense hasta el 14 de agosto

El Gobierno lanzó un ultimátum para intentar que los bonistas acepten la oferta y en las próximas horas definirá si extiende o no el canje

Fernández y Guzmán lanzan un ultimátum para que los bonistas acepten la oferta y en las próximas horas definirán si hay o no prórroga

Deuda: Guzmán confirmó que analiza prorrogar el plazo del canje para negociar con los bonistas

Martín Guzmán confirmó que analiza prorrogar el plazo del canje

El Gobierno colocó $110.000 millones de deuda en pesos y refinanció todos los vencimientos de julio

La Secretaría de Finanzas, a cargo de Diego Bastourre, colocó $110.000 millones de deuda en pesos

Tras la carta de los bonistas, el Gobierno ratifica la oferta y evalúa prorrogar la negociación

Tras la carta de los bonistas, el Gobierno ratifica la oferta y evalúa prorrogar la negociación