El Gobierno pisó el acelerador de las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) y trabaja para garantizar que la misión anunciada la semana pasada por el organismo visite el país de forma presencial pese a intensidad que todavía muestra la pandemia. En medio de fuertes tensiones cambiarias, el Ministerio de Economía busca darle al mercado señales de certidumbre respecto del rumbo económico a seguir y apuesta para ello a la negociación con los funcionarios del organismo, en paralelo al tratamiento del proyecto de Presupuesto 2021 en el Congreso.

Estamos tratando de que vengan personalmente y que haya una parte de las negociaciones en el territorio. Va a ser una relación dual el vínculo con el FMI: parte presencial, parte Zoom”, señalaron altas fuentes del Palacio de Hacienda consignadas por la agencia Télam. El vocero del organismo, Gerry Rice, había confirmado el jueves pasado que la misión se haría a comienzos de octubre aunque dijo que no estaba definido si sería virtual o si viajaría hasta Buenos Aires.

Según pudo saber BAE Negocios en el entorno del ministro Martín Guzmán, la delegación técnica llegará en la semana del 5 de octubre y estará encabezada por la estadounidense Julie Kozack, número dos del Fondo para la región, y el venezolano Luis Cubeddu, encargado del caso argentino desde que reemplazó en noviembre al italiano Roberto Cardarelli, quien fuera la cara visible del multimillonario stand by firmado en 2018 por Mauricio Macri y Christine Lagarde.

El Ejecutivo inició un mes atrás el diálogo formal con el organismo de cara a acordar un nuevo programa que reemplace aquel acuerdo y permita extender el plazo de repago de los USD45.000 millones de deuda legados por Cambiemos. Guzmán busca un período de gracia de al menos tres años. Espera una negociación larga que termine en el primer trimestre y deje el margen suficiente como para reestructurar algo más de USD2.000 millones con el Club de París que vencen en mayo y terminar, así, de despejar el horizonte de compromisos en moneda extranjera de los próximos años luego de los canjes de títulos bajo ley local y ley Nueva York por un total de USD107.210 millones.

En Economía aseguraron que esta primera misión será “exploratoria”. Según sus palabras, esto implica que, previamente a discutir las características del futuro programa, dialogarán sobre la situación económica y social de Argentina con los números de la crisis sobre la mesa. “Antes que negociar, es importante comprender”, señalaron.

Con todo, Guzmán ya aclaró que no buscará dólares frescos para fortalecer las reservas en momentos de sangría, sino que se limitarán a pedir una refinanciación de la deuda con el FMI. Además, intentará que el organismo valide la estrategia de reducción gradual del déficit fiscal desde los alrededor de 8 puntos del PBI previstos para este año hasta los 4,5 planteados en el Presupuesto 2021, que marcaría el inicio de un sendero de recorte del rojo primario sin un ajuste en shock como el acordado en 2018 pero que implicará la eliminación del gasto de emergencia volcado para paliar la coronacrisis (IFE y ATP incluidos).

Con la visita del Fondo, Economía busca anclar las expectativas del mercado en momentos de fuerte volatilidad luego de que el endurecimiento del cepo, que será parte de las conversaciones, ampliara aún más la brecha cambiaria y no detuviera el drenaje de reservas. La intención es mostrar una senda hacia el ordenamiento de las cuentas públicas con una disminución progresiva del financiamiento al Tesoro por parte del Banco Central.

En la misma línea, este martes los secretarios de Hacienda, de Política Económica y de Finanzas, Raúl Rigo, Haroldo Montagu y Diego Bastourre, expondrán ante un plenario de Diputados sobre los ejes centrales del Presupuesto, tal como acordaron el viernes pasado durante un almuerzo Guzmán y el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa.

El jueves pasado Rice afirmó que el organismo "está en modo de escucha, buscando conocer mejor la agenda económica de las autoridades". "Argentina se enfrenta a una situación económica y social muy difícil y así es desde hace algún tiempo", caracterizó y respaldó las políticas desplegadas por el Gobierno para contener el impacto de la pandemia. "Nuestro objetivo es apoyar a las autoridades argentinas en ese objetivo y ese es el contexto de nuestro diálogo permanente", sostuvo.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Bonistas del canje cuestionaron al Gobierno y presionan para un acuerdo con el FMI que acelere el ajuste

Dennis Hranitzky, asesor del grupo de bonistas Exchange y exabogado de Paul Singer

Sin impacto de las medidas, hubo una fuerte intervención oficial con venta de bonos para contener la brecha

Fuerte intervención oficial para contener la brecha

El Gobierno busca reducir el financiamiento monetario del déficit al 40% en 2021

Buscan bajar el financiamiento monetario del déficit a 40% en 2021

Dólar: Guzmán impone su estrategia para bajar la brecha y mantiene los controles en el oficial

Dólar: Guzmán impone su "solución de mercado"

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha con señales al mercado

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

En plena tensión cambiaria, el Central sube un punto la tasa de plazos fijos al 34%

Tensión cambiaria: ¿qué medidas tomó el Central?

Con la brecha en 102%, el Gobierno analiza nuevas restricciones a la fuga de fondos extranjeros

Brecha: analizan restricciones a la fuga de fondos extranjeros

A la espera de los agrodólares, el Gobierno enfrenta una semana clave

Semana crítica para testear si aumenta la oferta de dólares

El FMI cerró su misión exploratoria y prepara una próxima para discutir la letra del programa

¿Qué dejó la visita del FMI y cómo sigue la negociación?