Tras retomar esta semana las negociaciones con el Gobierno argentino, el FMI aseguró que comparte el objetivo de "equilibrar las políticas para restaurar la estabilidad" de la economía local mientras las autoridades continúan en el diseño de un plan económico que refinancie la deuda que dejó el préstamo stand by pedido por la gestión de Mauricio Macri.

"Continúan las conversaciones con # Argentina mientras las autoridades trabajan en el diseño de sus planes económicos a mediano plazo. Compartimos sus objetivos de equilibrar cuidadosamente las políticas para restaurar la estabilidad y la confianza, mientras protegemos a los argentinos más vulnerables durante una pandemia sin precedentes", afirmó Gerry Rice, vocero de la entidad, en conferencia de prensa.

 
 

Además aseguró que se están "discutiendo las medidas específicas" para la implementación de un plan que pueda apuntalarse "con un amplio apoyo político y social".

El director ante el FMI para el Cono Sur, Sergio Chodos, advirtió esta semana que Argentina no descarta la posibilidad de pedir fondos frescos, adicionales a los alrededor de USD45.000 millones necesarios para reestructurar la deuda del gobierno anterior. Aunque aseguró que no será el punto central y que, en caso de llegar, "no se usarán para alimentar la fuga de capitales".

Por el momento "no hay urgencia" por cerrar el nuevo programa, aseguró Chodos. Además, recordó que los programas de Facilidades Extendidas, como el que pedirá el Gobierno, generalmente tienen un plazo máximo de diez años. Días atrás había cobrado fuerza la versión de un acuerdo a 20 años.