El Gobierno anunció la actualización del monto de reintegro en compras con con tarjeta de débito y pagos electrónicos para los sectores de menores ingresos, entre los que se encuentran beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo ( AUH), la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y jubilados y pensionados. La medida, que modifica el monto tope de reintegro a un 70%, entrará en vigencia el próximo 1 de julio y, según destacó el Gobierno, "tiene impacto de género y favorece la inclusión financiera".

El monto tope del reintegro pasa de 700 a 1200 pesos en las compras con tarjeta de débito, QR y otros medios de pago digital realizadas por jubilados, pensionados y titulares de AUH y de AUE. Estas personas ya acceden desde marzo de 2020 a un reintegro del 15% de sus consumos con tarjeta de débito. En el caso de titulares de AUH con dos o más hijos, el monto de reintegro se eleva a 2400 pesos. 

Los comercios incluidos abarcan: supermercados, hipermercados, comercios de barrio, fiambrerías, minimercados, verdulerías y ahora farmacias, que realicen venta de productos alimenticios y se encuentren inscriptos en Afip. 

“La recuperación de los ingresos reales de las familias es un objetivo central de la política económica. En esa lógica se inscribe esta ampliación del reintegro para las compras realizadas con tarjeta de débito, que comenzará este jueves 1 de julio y se extenderá hasta fin de año”, afirmó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Reintegro a jubilados, AUH y AUE

"Los reintegros se acreditan en forma automática cuando los/as jubilados/as, pensionados/as y titulares de la AUH realizan compras en comercios con la tarjeta de débito donde perciben sus prestaciones", informó el Gobierno. Además, especificó que no se necesita ningún trámite por parte del beneficiario y se acredita en las siguientes 24 hs. 

El beneficio también está previsto para las operaciones abonadas con esas tarjetas bajo la modalidad de Pago Electrónico Inmediato (PEI) o códigos de respuesta rápida (QR). 

Se eleva el monto de los reintegros de $700 a $1.200 para los casos con un beneficio, y de $1.400 a $2.400 para los casos con dos beneficios o más. En este sentido, el Gobierno puso tres ejemplos de cómo impacta la medida: 

  • En el caso de una persona que recibe un Potenciar Trabajo y dos AUH equivale a un aumento de aproximadamente 11% mensual en sus ingresos
  • El haber jubilatorio mínimo en junio 2021 es de $23.064. Para estas personas, el monto del reintegro equivale a un aumento de aproximadamente 4% mensual en sus ingresos
  • En el caso de una persona que recibe un Potenciar Trabajo y una Asignación Universal por Hijo equivale a un aumento de aproximadamente 6% mensual en sus ingresos

Impacto en género e inclusión financiera 

"El 67,7% de quienes perciben una jubilación mínima son mujeres y el 95% de las/os titulares de la AUH también. Es decir, la mayor parte del universo que se beneficia con la medida son mujeres", recordó el Gobierno. 

Por eso, la medida también incorpora las farmacias a la lista de lugares que realizan reintegros para, de esta manera, facilita la incorporación de los cuidados de salud (alcohol en gel, barbijos, entre otros) y el acceso a los productos para la menstruación (toallitas y tampones).

Por otra parte, la medida también potencia la inclusión financiera, ya que hay un universo potencial de más de 2 millones de personas que podrían utilizar los reintegros. Es que la AUH tiene más de 2,5 millones de titulares, pero a marzo 2021 solo 473.144 beneficiarios los utilizaron. "Esto muestra que, traccionando consumos formales, que implican más recaudación y dan lugar a un círculo virtuoso", destacaron. 

Además, el Gobierno agregó: "A marzo de 2021, la devolución media mensual del reintegro con tope de $700 ascendió a $330, siendo los/as beneficiarios/as de jubilaciones quienes mayores reintegros promedio recibieron $410 y quienes mayor número de transacciones registran".

El reintegro a sectores vulnerados fue creado por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en febrero de 2020 como una herramienta para apuntalar la demanda. El instrumento complementa distintas políticas implementadas por el Gobierno y representa un mecanismo adicional para amortiguar los efectos de la pandemia del Covid-19.