El secretario de Industria, Ariel Schale, admitió que el Gobierno "recibe presiones" para flexibilizar la cuarentena, y reconoció que la actividad productiva "necesita recuperar la normalidad".

En diálogo con Futurock FM, el funcionario calificó a la situación como "una crisis sin precedentes que exigen medidas sin precedentes", y precisó que el Estado "sostiene la actividad económica".

"Iremos viendo qué actividades y provincias vuelven a la normalidad y, de esa manera, habrá menos asistencia estatal en esos sectores y jurisdicciones", adelantó Schale, y enfatizó en que "el mundo está en una batalla contra la pandemia", y la Argentina, "gracias a su industria nacional", tiene "autonomía" para no depender tanto de las importaciones.

Al ser consultado sobre los pedidos de levantamiento del confinamiento, admitió que el Gobierno recibió "presiones" para flexibilizar la cuarentena: "Sabemos que la industria nacional necesita recuperar la normalidad", subrayó.

En tanto, de acuerdo a números oficiales, en el primer trimestre de 2020 la actividad presentó una disminución de 6,4% respecto a igual período de 2019.

El secretario de Industria, Ariel Schale, reconoció que la actividad productiva "necesita recuperar la normalidad".

"Las limitaciones operativas de la industria manufacturera, producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio, afectaron e incidieron en forma parcial en una primera etapa y de forma muy marcada sobre el final del mes bajo análisis", indicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). 

Por su parte, para la Unión Industrial Argentina (UIA) la caída registrada en marzo fue del 13,9%. Así, de acuerdo a las mediciones del entidad, durante las primeras semanas de la cuarentena "tuvieron un fuerte impacto en el entramado productivo industrial, justo cuando comenzaba a mostrar ciertos atisbos de mejora".