El Ministerio de Economía trabaja a contrarreloj en el proyecto de reestructuración de la deuda en moneda extranjera emitida bajo legislación local y apunta a enviarlo al Congreso la próxima semana. Tal como señaló Martín Guzmán desde el inicio de su gestión, estos títulos tendrán un tratamiento equitativo respecto del que recibirán los bonos con jurisdicción de Nueva York y Londres, de acuerdo a la nueva oferta que presentó el Gobierno el domingo. La novedad, según confirmaron altas fuentes oficiales a BAE Negocios, es que la propuesta local incluirá una pesificación voluntaria a través de instrumentos atados a la inflación.

La reestructuración de la deuda bajo legislación argentina involucrará un stock de títulos de unos USD46.000 millones, de los cuales la tercera parte está en manos de tenedores privados. A comienzos de abril y en medio de la negociación con los acreedores externos, el Ejecutivo reperfiló todos los vencimientos de instrumentos con jurisdicción local hasta fin de año ante la inminencia de grandes compromisos que no se podían afrontar con las reservas del Banco Central.

Ahora se apresta a enviar al Congreso un proyecto de ley para realizar una reestructuración de estos pasivos en términos semejantes y en paralelo al canje de la deuda externa por USD66.200 millones. "Estamos trabajando a todo ritmo en el texto", confiaron en Economía.

Las mismas fuentes insistieron en que "la idea es dar un tratamiento realmente equitativo respecto a la oferta externa" y adelantaron que se prevé "una opcionalidad para conversión a pesos más CER". Es decir, se ofrecerá un instrumento en moneda local atado a la inflación.

Los funcionarios evitaron precisar los plazos de estos títulos en moneda local, pero en el mercado consideran que, para que sea aceptada la pesificación, debería ser más corto que la opción en moneda extranjera y con un diseño que genere un valor presente mayor. Un aliciente es el proceso de normalización de la curva de rendimientos de la deuda en pesos, cuyas paridades se acercan al 100% y más que duplican a la de los bonos en dólares.

Se trata de un mecanismo que ya se utilizó en la reestructuración de 2005 y que resultó atractiva para el mercado. En aquella oportunidad, se les daba la opción a los acreedores de elegir cambiar sus títulos por otros en dólares o pasarse a pesos. Así surgieron los bonos Discount y Par en ambas monedas. Incluso la versión en pesos comenzó cotizando a un precio mayor. También lo hizo Guzmán en mayo aunque limitado a las Letras del Tesoro (Letes): entonces, logró canjear en dos operaciones el 26,6% del stock de Letes en dólares por títulos ajustados por CER con vencimientos entre 2022 y 2024.

Desde su asunción, Guzmán resalta como uno de los principales problemas de la herencia del endeudamiento de Cambiemos la carga de los pasivos en moneda extranjera, que alcanzó el 77,8% de la deuda pública total en 2019. Esta será una oportunidad para reducir parcialmente ese porcentaje.

La fecha de liquidación del canje local será el 4 de septiembre, la misma pautada para la deuda externa en el prospecto formalizado en la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC). A raíz de eso deberá posponerse la primera subasta de bonos en dólares, prevista para el 7 de agosto, que el Gobierno anunció semanas atrás, como herramienta para dar salida a los fondos extranjeros que aún están posicionados en bonos en pesos y ante cada vencimiento importante generan tensión cambiaria. Es que los títulos a licitar serán los mismos que se emitan en el canje local.

El cronograma informado establecía tres subastas para este año por USD500 millones cada una: el 7 de agosto, el 25 de septiembre y el 27 de noviembre. En Economía analizan ahora si modificar la fecha de la primera operación o si ampliar el monto y realizar dos licitaciones de USD750 millones.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Subasta clave para el dólar: Economía hizo una megacolocación de deuda y le devolverá otros $100.000 millones al Central

Economía hizo una megacolocación y reduce asistencia del Central

La intervención oficial pisa el CCL y Economía busca dar una fuerte señal monetaria para contener la brecha

Intervención y prudencia monetaria, la estrategia para la brecha

Más señales al mercado: el Gobierno lanza una megalicitación y apaga la maquinita en octubre

El Gobierno lanza una megalicitación y apaga la maquinita

Bonistas del canje cuestionaron al Gobierno y presionan para un acuerdo con el FMI que acelere el ajuste

Dennis Hranitzky, asesor del grupo de bonistas Exchange y exabogado de Paul Singer

Sin impacto de las medidas, hubo una fuerte intervención oficial con venta de bonos para contener la brecha

Fuerte intervención oficial para contener la brecha

El Gobierno busca reducir el financiamiento monetario del déficit al 40% en 2021

Buscan bajar el financiamiento monetario del déficit a 40% en 2021

Dólar: Guzmán impone su estrategia para bajar la brecha y mantiene los controles en el oficial

Dólar: Guzmán impone su "solución de mercado"

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha con señales al mercado

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

En plena tensión cambiaria, el Central sube un punto la tasa de plazos fijos al 34%

Tensión cambiaria: ¿qué medidas tomó el Central?